No te vayas, Cuauhtémoc, no te vayas

Partido amistoso y de despedida entre los troncos de México e Israel, con triunfo para la Selección Mexicana de 3-0. Goles de Miguel Layún y Marco Fabián. En este juego fue la despedida y homenaje de Cuauhtémoc Blanco del Tricolor | Ximinia

Si después de ver a Cuauhtémoc Blanco como en sus mejores épocas, siendo el mejor jugador del partido, usted todavía sigue pensando que la Selección Mexicana tendrá un desempeño competitivo en el Mundial, déjeme decirle que usted es un retrasado mental.

La Selección Mexicana ha dado un golpe de autoridad previo al Mundial de Brasil 2014, al vencer... Jajaja, no, no es cierto. Sólo bromeaba. Ya en serio, la Selección Mexicana ha vuelto a engañarse a sí misma y a engañar a su afición, al vencer "contundentemente" 3-0 al circo Atayde Hermanos, también conocido por Televisa y TV Azteca como la Selección de Israel (una potencia naciente de Europa), en un juego amistoso que significó la "despedida" del Tricolor de suelo azteca. Sí, lo sé, a los que se les ocurrió este concepto de "despedida" son unos imbéciles de primer nivel.

Duelo de dos auténticos troncazos en la cancha del estadio Azteca. Dos equipos que lo menos que mostraron fue futbol. Aún así, Herrera, como siempre, se engañó a sí mismo y dijo que vio un buen partido por parte de México, aunque nunca dijo si se refería a la Selección actual o a la de Francia '98.

Pues no hubo nada que no hayamos visto antes, y de hecho ésto es lo más preocupante, que no vimos nada de la Selección Mexicana, un equipo que de veras juega sin futbol. Pero antes de hablar de la porquería de equipo que es México, veamos qué cosa vimos en el Azteca.

Tributo al más grande: Cuauhtémoc Blanco
Este partido sirvió para dos cosas. La primera de ellas, fue para darnos cuenta de que el equipo mexicano sigue siendo un enigma, y lo segundo, para homenajear al gran Cuauhtémoc Blanco, el último gran héroe del futbol mexicano.

Cuando me enteré de que el Cuau sería homenajeado en el Azteca con la Selección Mexicana, me dio gusto, pues se lo merece y mucho. Pero yo pensé que sería un homenaje previo al partido, o en el medio tiempo (unas cuantas palabras del Cuau, la vuelta olímpica en hombros y ya), y nada más, pero luego casi me voy de espaldas cuando me entero también de que Blanco iba a jugar unos cuantos minutos. Y cuando lo vi jugar... ¡casi me doy un tiro en la cabeza! Ahí sí me cayó el veinte del cabaret que es el futbol mexicano.

No lo digo por Blanco, lo digo por cómo se realizó el homenaje; eso de poner a jugar a Cuauhtémoc en un momento donde ni siquiera sabes cómo estará formada tu delantera, me pareció una irresponsabilidad y la muestra clara de que el futbol mexicano es un circo. Pero luego reflexioné, y me dije: ¿"Acaso importa"? Claro que no importa, el resultado de México en el Mundial será el mismo, poner o no poner a jugar a Cuauhtémoc en un juego amistoso ante un equipo paupérrimo no cambiará el futuro de la Selección en la Copa Mundial.

Así que si eso de poner a jugar a Cuauhtémoc fue correcto o incorrecto, sale sobrando, y más cuando vimos a la Selección jugar con el Cuau en la cancha. Qué vergüenza de equipo.

Para terminar con lo de Cuauhtémoc, cabe resaltar que este homenaje/despedida de la Selección vendría siendo la segunda vez que se le hace al Cuau, pues hay que recordar que en el 2009 también se le despidió, nadie sabe por qué, ya que después iría al Mundial a anotar un gol, todo esto cuando Eriksson andaba turisteando por México.

Lo que sí es cierto es que se va un grande del futbol mexicano, haya sido como haya sido su homenaje, se lo merecía. Jugadores como Cuauhtémoc Blanco es muy difcíl de encontrar, sobre todo cuando se ponía la camiseta verde, que ahí sí era todo un ídolo por lo que demostraba en la cancha, como ahora, que increíblemente demostró más de lo que todos esperábamos. Tanto así, que en una de esas y se sube al camión del optimismo y se va a jugar su cuarto Mundial. ¿Les sorprendería? Claro que no, esto es el futbol mexicano, y aquí todo es posible.

La despedida del Tri
Desde que Bronco se despidió en el estadio Azteca, ahora resulta que ya todos quieren hacer lo mismo, por favor. Primero igualen la grandeza de Bronco, desgraciados.

Futbolísticamente, hay muy poco que analizar, pues futbol no hubo. Lo que vimos de México fue de miedo; un equipo que todavía no encuentra, ya ni una idea o un esquema, sino un nivel futbolístico. Tan poco futbol tiene éste equipo, que en el primer tiempo, Cuauhtémoc Blanco fue el mejor de todos, y hasta podríamos decir que opacó al resto y, de paso, exhibió el nivel, el pobre nivel futbolístico de esta Selección, que sin lugar a dudas, está predestinada a fracasar pero en grande en Brasil. Y nadie puede hacer nada.

Se suponía que Cuauhtémoc iba a ser el que estuviera fuera de ritmo, se suponía que los demás tenían que haber exhibido a Cuauhtémoc, pero no, fue al revés. El que rebasó al equipo fue Cuauhtémoc. Blanco era el que recuperaba los balones, era el que ponía orden y era el que ponía los pases. Increíble.

Claro, a menos que los 10 que estaban en la cancha se hayan hecho pasar por idiotas sin ritmo y sin nivel para que Cuauhtémoc se luciera, lo cual no creo, ¿verdad?

Sí, es cierto, el nivel del rival también permitió que Cuau se luciera, pero peor aún, si el rival no traía nada, entonces todos tuvieron que haberse lucido, pero fue todo lo contrario.

Independientemente de que no haya sido el once titular que jugará el Mundial, es increíble que un jugador de 40 años haya saltado a la cancha a demostrar cómo se viste una camiseta, cómo se juega con la camiseta y con qué actitud debe jugarse un partido de futbol. Porque eso fue lo que Blanco demostró. Demostró cómo se debe de jugar en la Selección, pues Blanco no es una diva, es un profesional que todavía siente amor por la camiseta.

Lo más preocupante fue ver a Cuauhtémoc dando pases excelsos hacia sus compañeros, quienes no tenían idea de lo que estaban haciendo, y por eso nunca lograron aprovechar los pases del Cuau. Fue preocupante porque claramente vimos a un equipo que todavía está buscando una forma de jugar, todavía está buscando un nivel competitivo. Qué horror.

Si Cuauhtémoc fue el mejor de este partido, ¿qué podemos esperar de México en el Mundial? Pues ya con los titulares en la cancha, seguramente el Campeonato en Brasil, tal como Miguel Herrera dijo cuando estuvo con el Presidente.

Nuevamente vimos un partido donde la Selección resultó triunfadora pero no por méritos propios, sino gracias al pobre nivel competitivo y propositivo del rival; Israel no significó ningún peligro para México, nunca estuvo cerca de hacer daño --hubo dos cabezazos pero sin chiste alguno, y fueron las únicas dos ocasiones en que Israel mostró cierto ataque ofensivo--. Si México ganó, fue porque el equipo contrario jugó peor, es decir, en este encuentro (por enésima ocasión) ganó el menos peor.

Ante un equipo israelí bastante limitado, perdido, y que nunca intentó nada, México se vio mal en cuanto a funcionamiento, en cuanto a juego colectivo e individual. No hay una clara idea de lo que Miguel Herrera quiere hacer con este equipo. Poca profundidad, poca creatividad a la hora de atacar o buscar llegar al área rival; México nunca supo capitalizar el dominio de la pelota en el marcador porque su nivel futbolístico se lo impidió.

Cuando atacaba, lo hacía sin saber qué hacer después; me acerco al área rival, pero luego no sé cómo terminar las jugadas, no sé si buscar abrir los espacios, aprovechar más las bandas o intentar tocar para que el talento individual haga lo suyo. Y los disparos de larga distancia fueron consecuencia de la desesperación por buscar algo en el partido, porque si no, ésto termina 0-0. Completamente perdidos.

Cuando México vio que simplemente no hacía nada con la pelota, intentó los disparos de larga distanta por conducto de Miguel Layún (el único que se salva en este partido, para que vean cómo está el equipo que Layún es la figura), y le funcionó, pero con ayuda del portero, que fue quien metió los goles. Dos de Layún, y al final, donde el arquero pudo haber hecho algo, Marco Fabián anotaría el tercero --éste último que dio un partido para el olvido, pero aún así irá al Mundial en lugar de Cuauhtémoc--.

Triste, lamentable, abominable el desempeño de la Selección Mexicana. Un medio campo disfuncional, una defensiva que mostró carencias cuando ni siquiera la atacaron, y una ofensiva que se veía mejor con Cuauhtémoc al mando (!).

Queda claro que este equipo mexicano sigue siendo un completo desastre. Simplemente no existe un equipo de futbol, así de terrible. Éste equipo no funciona y no va a funcionar en mucho tiempo, y con éste nivel nada puede hacer en el Mundial. El que piense lo contrario está loco, como Herrera, que debería estar en el manicomio, y no en la Selección.

El próximo amistoso es contra Ecuador, donde lo normal sería que México se llevara dos/tres goles de los sudamericanos. Es más, si Ecuador no le gana a México, entonces los ecuatorianos también son un chiste, y que se olviden del Mundial, porque si con México no pueden, entonces no podrán ni con su sombra.

Ecuador es mucha más Selección que el petardo Israel, y México podría bajar de su nube y regresar de trancazo a su Tri-ste realidad si pierde ante Ecuador, porque ahora todo es miel sobre hojuelas, donde hasta el Presidente se creyó eso de "Vamos a ser Campeones del mundo", pero cualquier derrota ante cualquier Selección, podría descomponer aún más las cosas, y llegar al Mundial eliminados antes de tiempo.

Yo no vi nada rescatable de México en este juego amistoso ante Israel --a excepción de Cuauhtémoc, que me cae que debería de ir al Mundial, como jugador o como motivador, pero que vaya--, al contrario, nuestro mar de dudas terminó por ser confirmado; a pocos días del Mundial, México no tiene equipo de futbol ni para competir en la Copa Libertadores.

Además, los que deberían de irse de la Selección son otros, no Cuauhtémoc, y eso incluye a los dueños y directivos.

Por último, después de ver todo lo que está sucediendo con el futbol mexicano, me queda claro que lo mejor que le podía haber pasado a México es haber quedado eliminado del Mundial. No creo que el manejo del futbol mexicano hubiera cambiado, pero algo hubiera ocurrido, y en estos momentos posiblemente se estuviera haciendo algo. Quizás esté soñando (o quizás esté drogado), pero la eliminación le hubiera abierto los ojos a muchos.

Pero no, en lugar de eso, aquí estamos, esperando el 13 julio para ver a la Selección Mexicana levantar la Copa del mundo y traérsela a México.



Foto | Getty Images


No te vayas, Cuauhtémoc, no te vayas No te vayas, Cuauhtémoc, no te vayas Reviewed by Pepe Pilato on 21:03 Rating: 5

2 comentarios:

  1. yo esperaba que israel demostrara por que casi elimina a portugal y le metiera unos 4 o 5 a mexico pero los que jugaron en el azteca son unos troncos si esa es la verdadera israel entonces mexico le ganaria a portugal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por favor, Israel es un troncazo; si puso en jaque a Portugal, fue por el paupérrimo nivel de los lusitanos, no tanto por un nivel competitivo de Israel.

      Eliminar

Con tecnología de Blogger.