La voz... sin talento

Que los ganadores o concursantes no hagan nada después de salir en dicho show, es la muestra de que no tienen talento.

Hace ya varias semanas que se estrenó la cuarta temporada de La voz... México, un programa de concursos que busca a la voz de México, pero después de cuatro temporadas, aún no la han encontrado.

El programa sigue siendo el mismo: la primera parte (las audiciones) es entretenida --sin duda es lo mejor del programa-- pero los conciertos en vivo son tremendamente aburridos y bastante tediosos. Lo más rescatable es la enorme producción, lo bien realizado que está, algo que luego luego se nota en las pantallas; en cuanto a producción, es un programa de primer nivel, el problema es el contenido que no termina de amarrar.

En esta ocasión, el jurado está compuesto por Laura Pausini, Ricardo Martínez (también conocido como Ricky Martin), Julión Álvarez y Yuri, quienes tratarán de hacer la hazaña de encontrar una voz talentosa, algo que nunca ha ocurrido en cuatro temporadas, pero sobre todo, intentarán por primera vez en toda la historia del programa sacar un cantante que se dedique a cantar, porque a pesar de que han pasado cuatro temporadas, todavía ningún concursante ganador se ha consagrado en la música, o díganme ustedes, ¿quién fue el ganador de la primera temporada? ¿Qué fue de él? ¿En dónde está en estos momentos? Dicen las malas lenguas que fue abducido por extraterrestres, y que por eso no sabemos nada de él, aunque la realidad es que no tenía talento alguno para la música, además, no fue más que un producto desechable para generar rating (como todos los que ahí participan y participarán).

Imagen del programa musical de Televisa La Voz... Mexico 2014, en su cuarta temporada | Ximinia

Uno de los grandes problemas de La voz... México es precisamente ésto que acabo de mencionar, que no crea cantantes, más bien es un simple programa donde los concursantes tienen, literalmente, sus cinco minutos de fama, y después, como el humo, desaparecen. Ni el ganador o ganadora de la primera y la segunda temporada están haciendo carrerra musical --si alguién les dice que sí están haciendo carrera musical y que tienen disco y toda la cosa, no les crea; aléjese lentamente de ellos y llame a la policía--, así que el programa es un simple show donde personas van a ilusionarse y a ser parte de una fama efímera, fugaz.

Además, que los ganadores o concursantes no hagan nada después de salir en dicho show, es la muestra de que no tienen talento, porque si no, entonces estuviéramos admirando su voz y su enorme capacidad vocal, cosa que no ha sucedido. Y como ejemplo, nomás hay que ver lo que sucedió con Susan Boyle, que ahora tiene una carrera musical, pero no porque alguna televisora haya hecho todo el trabajo, sino por su increíble voz.

Por si fuera poco, los desconocidos ganadores de las últimas temporadas ni siquiera tenían talento de ningún tipo, y es que una de las características del programa es que no hay participantes con voces de verdad. Y como era de esperarse, lo estamos viendo en esta cuarta temporada. De lo que va de esta nueva temporada, no ha aparecido nadie con un verdadero talento, con una voz que de verdad cautive al país entero. Y es algo increíble, pues (territorialmente hablando) en un país tan grande como México, no puede ser que no haya una voz prodigiosa digna de ser mostrada en un programa de televisión.

O en serio no hay nadie con un talento grande o los encargados de elegir a los concursantes no saben lo que hacen. Algo se está haciendo mal.

Los participantes, o parecen cantantes de restaurante barato o parece que fueron expulsados de alguna escuela de música, porque en serio muchos tienen la idea de lo que es cantantar, pero no tienen esa voz que conmueva.

Como dijimos al principio, la parte de las audiciones es lo mejor que el programa tiene, lo demás es muy pero muy aburrido, y a menos que hagan algo realmente novedoso para renovar ésta parte, el programa volverá a pasar sin pena ni gloria.

Y qué me dicen de los "coaches"; una combinación más bizarra, imposible. Laura Pausini, después de tantos años, todavía no aprende a hablar español, y en su afán de querer encajar en el folclor mexicano, deja de ser ella misma para aparentar ser alguien que entiende a los mexicanos, por favor. Es un tanto retraída y aveces no se le entiende nada de lo que dice. Ricky Martin llama la atención porque es Ricky Martin, y nada más, musicalmente no veo que aporte algo. Julión Álvarez (¿quién?) es bueno pero para reírse de los chistes de los demás; también no veo que aporte algo, al menos en la etapa de audiciones.

Yuri siempre me ha parecido muy mamona, su sentido del humor no me agrada, eso sí, es la que mejor se desenvuelve en el programa, aunque muchas veces exagera, ya que trata a los concursantes como sus parientes. Entre todos, no lo hacen tan mal, el problema es que falta el talento de los participantes, el complemento que el programa necesita.

Por último, es importante resaltar algo que yo no entiendo. Regreso a lo mismo, ¿que en México no hay más talento? Porque resulta que en el programa participa un tal Frank, que no hace mucho estaba en La Academia, lo cual se presta paras malas interpretaciones, y deja en claro una de dos cosas: o nadie quiere participar en La voz... México o de veras no hay más personas con talento en este país que todos los programas tienen que estar recurriendo a concursantes que han estado en todas partes.

El programa está bien hecho, pero falta la materia prima que es el talento de los concursantes --además de que se necesita hacer algo con los conciertos en vivo, que son auténticos somníferos--.



Foto | Televisa


La voz... sin talento La voz... sin talento Reviewed by Pepe Pilato on 22:08 Rating: 5

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Cada mensaje que nos llega de ustedes, cada mensaje que se publica en Ximinia, lo leemos y (en el 99% de los casos) lo respondemos. Por favor, sigan escribiendo, solo pedimos buen criterio. Aquí hay lugar para casi todo: réplicas y contrarréplicas, críticas y datos duros, sugerencias de lecturas, humor, muestras de inconformidad y de indignación y, por supuesto, bromas. Solo pedimos civilidad y respeto .

Para insertar una imagen en el comentario, utilice el código [img]URL de la imagen[/img]

Con tecnología de Blogger.