México tiene talento

Un programa de talentos donde puedes participar aunque no tengas talento.

Como era de esperarse, ya llegó a la sofisticadísima televisión mexicana el programa de concursos Got talent, que en México se llama México tiene talento. Este es un show de concursos --creado por el mercenario Simon Cowell-- donde gente de cualquier especie intenta demostrar que tiene talento para algo, para lo que sea. Es un programa muy famoso en muchas partes del mundo --se hizo más famoso cuando Susan Boyle participó en él--.

El show no es un tedioso reality donde eligen a cierto número de participantes para tenerlos encerrados como marranos y luego exhibirlos cada fin de semana para mostrar sus miserias vocales o actorales, no. Este un programa donde podemos ver la escencia de los realities shows y los programas de concursos en general que actualmente se hacen en la televisión mundial: tener cinco minutos de fama. En pocas palabras, es un show donde no engañan a nadie y les dicen en sus caras que tendrán una fama efímera --más efímera que un sexenio--, y en mi opinión, éste es el éxito del programa.

Nada de "maestros", nada de coaches, nada de promesas falsas, para nada. En este programa vas a buscar fama instantánea, ganar algo de dinero y luego regresar a tu triste realidad, que es el anonimato.

Yo siempre lo he dicho; los realities shows de hoy en día ya no se hacen para buscar cantantes y lanzarlos a hacer una carrera de verdad, ni para buscar comediantes y ponerlos a actuar de verdad, para nada. Los realities shows sirven para entretener a las masas que tienen ganas de regodearse de las miserias y sueños frustrados de las demás personas; son programas que lucran con los sueños, los deseos de hombres y mujeres que en verdad quieren hacer una carrera en el medio artístisco, pero que son asaltados por los malandrines de la televisión.

Concursante del programa de televisión México tiene talento 2014, de TV Azteca | Ximinia

Si quieres ser famoso(a) y tener una carrera profesional en cualquier ámbito artístico, tendrás que tocar y tocar puertas, prostituirte, arrastrarte y luchar por tu cuenta. Ni se te ocurra ir a un reality show, porque no tiene caso. Claro, si en verdad tienes talento, entonces no será tan complicado, y quizás no tendrás que prostituirte.

Pues bien, llegó a México el show y me parece que inició con el pie derecho; lo digo porque es un programa un poco diferente a lo que la gente había estado fumándose, y como la gente es tremendamente crédula, pues está más que claro que México tiene talento será un hitazo. Y no digo que sea algo nuevo, no, es lo mismo de siempre, pero con diferentes mecanismos.

Pero hay una buena y una mala. La buena es que el programa está bien realizado, bien hecho; con una aceptable escenografía aunque bastante barata, nada comparado con lo que se hace en otros países. Tiene la chispa que se necesita. No se ve el glamour de la versión británica o estadounidense, pero me parece que cumple con los requisitos porque respeta en su mayoría el formato original.

Y el jurado, que yo pensé que iba a ser de miedo, también me sorprendió:

Héctor Martínez no está mal, no lo hace nada mal (aunque no sé a qué se dedica, la verdad). Ximena Sariñana también se ve bien, luce bien, se desenvuelve bien; es sobria, centrada y amable (aunque tampoco sé qué está haciendo ahí, pensé que tenía una carrera musical y actoral seria). Por último, Jose Manuel Figueroa me parece un cantante mediocre, que prefirió el escándalo que brillar por su (corto) talento; no tiene el talento musical de su padre, para nada, y me parece que le falta carisma para estar en dicho jurado.

Pero a diferencia de otros jurados, aquí no hay personajes. Aquí solamente están para dar una opinión y no ensañarse con nadie o hacerse los difíciles o acaparar el protagonismo del show, por ejemplo, en la versión británica, Simon Powell era el personaje del programa, era el que ponía la polémica, pero en esta versión mexicana no hay nada de eso; es un jurado plano y sin volatilidad.

Eso sí, se agradece que de éstos tres ninguno sea un(a) desconocido(a) o un(a) vulgar, en serio, eso se agradece y se aplaude bastante (ojalá así fueran con todos sus programas). Lo que no está bien, es que parece que se llevan mal, porque yo no logré ver ningún tipo de conexión entre los tres que conforman el jurado, primero porque sus personalidades que chocan demasiado, y segundo porque es la primera vez que Ximena y Figueroa participan en un programa de televisión, y es por eso que no se logra percibir una armonía y una interacción entre los tres.

Otra cosa son los concursantes. En la primera emisión apenas y la libraron. La elección de los participantes debería mejorar, porque de repente ves cosas que parecen sacadas de Sabadazo; hay que elegir mejor al talento y evitar que se acumule la basura, porque de todos los que llegan a participar, muy pocos tienen el talento que dicen tener. Es cierto, el show trata de ésto, de juntar a varios seudotalentos y tratar de identificar al talento de verdad, pero no siempre es así, y en esta versión mexicana hay demasiada basura, más de lo que debería de haber.

Y por si fuera poco, eso de entrenar al público para que realice aplausos y gritos fingidos, se ve bastante cutre, y en lo personal es de mal gusto. Si la gente va a aplaudir y a emocionarse, pues que aplauda y se emocione de verdad, no cuando la producción se lo diga. Ésta parte contrasta con lo demás, porque luego luego se ve que al público del foro le dicen cuándo gritar, cuándo aplaudir y cuándo poner caras de asombro.

Y lo malo... Pues lo malo es que esto es un circo, auténticamente un circo. El programa como tal, los concursantes... todo, todo es un circo. Nada más falta la mujer barbona. Esto es como ir al circo y ver a los freaks haciendo cosas raras, extraordinarias que el programa llama "talento". En el primer programa vimos a una teibolera, y entonces yo no entendi nada, parece que los aztecos quieren meter el morbo y esconderlo en la reputación del programa. A la television mexicana le es imposible hacer un programa de entretenimiento sin explotar las variantes de la morbosidad. Simplemente no puede hacer nada sin caer en la vulgaridad o el mal gusto, y aquí lo estamos viendo.

Es un programa bien producido, pero que no es más que simple telebasura muy bien maquillada y construída. México tiene talento le queda como anillo al dedo a la televisión mexicana. Un show que el pueblo esperaba, pues es un programa que cumple con los requisitos del televidente mexicano: es sencillo en muchos aspectos, es fácil de digerir; no usas el cerebro, se exhiben carencias artísticas, se muestran a personas que el mexicano considera "llamativas", abunda el derrotismo, estimula el pobre/nulo intelecto del televidente, juega con la doble moral del mexicano, y además es un programa donde el público ve reflejados sus anhelos más fantasiosos.

Es un circo, una glorificación de la telebasura que va a pegar fuerte. Va a ser un éxito porque en la televisión mexicana la basura siempre funciona.



Foto | TV Azteca


México tiene talento México tiene talento Reviewed by Pepe Pilato on 21:44 Rating: 5

2 comentarios:

  1. PERDON PERO NO ENCONTRE COMO INSCRIBIRME

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te refieres a cómo ingresar a Oceánica, puedes llenar tu solicitud aquí: Plan de tratamiento

      Eliminar

Con tecnología de Blogger.