América vs. Tigres, la Final inédita del Apertura 2014

Poster oficial de la Liga MX: Final del torneo Apertura 2014 - América vs. Tigres | Ximinia

Será una Final pareja donde habrá de todo, menos futbol. El partido de ida será de jornada 3 y nadie saldrá a ganar, sólo hasta el minuto 85 del partido de vuelta ambos equipos se irán al frente con todo. Así fue la Liguilla y así será la gran Final del futbol mexicano.

América y Tigres serán los encargados de cerrar el espantoso y detestable torneo Apertura 2014, en una Final inédita, de la cual no se espera mucho.

Y no se espera mucho, o prácticamente nada, porque ambos equipos fueron flojos en el torneo regular y en la Liguilla; Tigres ni siquiera ganó un sólo partido de Liguilla, y aún así está en la Final. América aprovechó que sus rivales se entregaron y, con más impulso anímico que futbolístico, se metió a la Final con argumentos futbolísticos bastante pobres.

Lo que sí es triste, lamentable y tedioso es la Liguilla. Tremendos bodrios de partidos. Los equipos salieron a especular, a escudarse en el marcador global o a resguardarse en la posición en la tabla, como Tigres, que aunque intentó más que Toluca, nomás estaba viendo el reloj para ya pensar en la Final. Pero más patético fue el Toluca de Cardozo, que a pesar de tener la ventaja del gol de visitante en sus manos, prefirió guardarse para ver si Tigres metía un autogol.

Toluca pudo haber recibido un gol y aún así iba a seguir necesitando anotar uno sólo para avanzar, ya que Tigres, si Toluca anotaba uno, necesitaría dos goles. Esto le habría dado además más espacios a los Diablos, y el partido hubiese sido mucho más agradable. Pero Cardozo prefirió darle prioridad a no recibir gol, en vez de arriesgar, sobre todo en los últimos minutos. Al final, Toluca se murió de nada. Fue eliminado sin hacer nada y compitiendo sin garra y sin luchar hasta el último minuto. Lamentable.

Liguilla sin futbol
Qué tan mediocre, aburrida y hueca fue esta Liguilla, que lo que le puso sabor a la misma fue el escándalo del América y su director técnico. Resulta que después del partido de ida de la Semifinal ante Monterrey, se supo que Paul Aguilar --pieza fundamental en el equipo azulcrema-- había sido separado del equipo por indisciplina, y que además no volvería poner un pie en Coapa hasta mientras Mohamed siga siendo el técnico del América.

Los chismes de pasillo dicen que Mohamed y Aguilar se agarraron a cachetadas en los entrenamientos, y que luego vino la separación del jugador. Luego, la directiva americanista intentó convencer a Mohamed para que perdonara a Aguilar, pero "El Turco" no aceptó. Los jugadores también le pidieron que Aguilar no fuera separado, pero Mohamed tampoco aceptó, y entonces el grupo quedó totalmente rompido. Esto es lo que dice la prensa rosa --específicamente las revistas Fox Sports e ESPN--.

Y hace apenas unas horas, se anunció extraoficialmente que Gustavo Matosas será el nuevo director técnico del América. Ya está confirmado y sólo falta que termine el torneo para que América, Campeón o Subcampeón, anuncie a Matosas como su nuevo estratega. Esto fue la gota que derramó el vaso de Mohamed, para que luego saliera molesto diciendo que renuncia al equipo antes que lo echen, pero dirigirá la Final porque es muy profesional. Además, también nos enteramos de las declaraciones de Paul Aguilar, supuestamente dijo que "le hubiera gustado perder ante Pumas para que Mohamed se fuera del equipo". Esta y muchas otras cosas más suceden en Coapa previo a una Final... ¿Y así quieren ser Campeones?

Pues ésto fue lo más caliente que se vivió en esta Liguilla; en la cancha no pasó nada, absolutamente nada, sólo la goleada de América sobre Monterrey en el juego de ida, donde Rayados fue el mismo equipo pobre que había llegado a la Semifinal gracias al pobre nivel del Atlas.

Que partidos más pobres. Tan mal jugados; pareciera que los futbolistas juegan en contra de su voluntad, porque se puede percibir las pocas ganas y la poca actitud con la que enfrentan dichos partidos de Liguilla. Fueron juegos secos, ásperos y enormemente desabridos; sin emociones y sin pasión, sin garra, sin lucha y, sobre todo, sin goles. Tres partidos quedaron 0-0. N'ombre, ¿y por esto esperabamos 17 jornadas? ¿Para ver lo mismo que en el torneo regular pero de ida y de vuelta?

El único partido que fue más o menos bien jugado y que sí parecía partido de Liguilla, fue el América-Pumas en el Azteca, donde ambos salieron a jugar un poco de futbol, pero el resto... fue para el olvido total.

Básicamente, los equipos no salen a ganar en la Liguilla, más bien salen a no perder, a que no tener desventaja en el marcador. Los equipos tiene un ojo en el rival y el otro en el reloj, y cuando se puede, voltean a ver el marcador global, la posición en la tabla o el gol de visitante. El gol de visitante se supone que tendría que haber mejorado para bien del espectáculo, pero ya nos dimos cuenta que no es así, pues los entrenadores hacen de las suyas para salirse con las suyas.

Pero afortunadamente la Liguilla ya terminó, y para no variar, el desenlace será entre dos equipos que no saben ganar y que juegan a no perder: América y Tigres. El 1 y el 2 de la tabla general.

Final inédita
Es una Final sin favoritos, pues dos equipos tan mediocres no pueden ser favoritos en nada. Tanto América como Tigres pueden golearse y nadie se va a sorprender. Me parece que Tigres es ligeramente mejor en cuanto a funcionamiento (dentro de lo que cabe); genera más llegadas, arriesga más al frente y parece ser más sólido que las Águilas, aunque defensivamente no es tan astuto. Ante Toluca no quiso anotar goles, pero ante América creo que puede ser más peligroso, además de que Tigres no es Monterrey y ni mucho menos Pumas. Tigres no fue la gran cosa en el torneo regular, pero en la Liguilla, entre tanta mediocridad, entre tanto patetismo, creo que ha intentado cosas más serias.

En cuanto al América, está claro que está en la Final no tanto por lo que ha hecho, sino por lo que sus contrincantes han dejado de hacer. El ejemplo más claro es el Monterrey, que en el juego de ida le dio una tunda a unos Rayados estáticos y que se les perdieron las ideas por completo. América, con un poco de ambición sentimental, consiguió tres goles casi fortuitos.

En el juego de vuelta, América demostró porqué no es absoluto favorito ante Tigres. Ante Monterrey, un equipo que no intentó nada y que se fue a regalar, que estaba completamente muerto y sin ánimos de hacer la hazaña, las Águilas fueron incapaces de anotar un sólo gol. Primero, porque los cremas ya tenían amarrado el pase y lo que se jugaban era un trámite, y segundo, porque sus argumentos futbolísticos fueron pésimos. La forma de atacar del América es abominable, lo hace con una pereza que asusta. Así no se puede ser Campeón de nada; no puedes mostrar esa actitud aunque el juego ya esté resuelto. Y por si fuera poco, su ofensiva vive de chispazos; Oribe Peralta está fue de sí, ya no da para más, está desaparecido y sería un milagro si aparece anotando en la Final.

Si ante un equipo tan pobre, sin corazón, como lo fue Monterrey en éste juego de vuelta, no puedes anotar un sólo gol, entonces no eres favorito ante un equipo que tiene mucho mayor carácter y poder ofensivo que Monterrey.

Y hacemos un paréntesis para hablar sobre algo curioso que sucedió en la transmisión del juego de vuelta entre América y Monterrey. Resulta que Televisa Deportes decidió no tocar el tema del escándalo Mohamed-directiva-Aguilar, las razones son obvias: Televisa no quería perjudicar a su equipo el América, ¿cómo lograr tal cosa? Pues manipulando la transmisión ignorando ridículamente el tema de la ruptura entre entrenador, jugadores y directiva. Televisa ni siquiera mencionó nada sobre los problemas del América a media semana, tratando de que la gente no se "enterara" y no se enganchara con el mismo, para así desvíar la atención y tratar de hacer esto más grande.

Es más, en la transmisión las cámaras ni siquiera tomaban a Mohamed en la banca. Es extraño que todos los periodistas de todos los medios del país hayan hablado del tema largo y tendido, mientras que en la transmisión de Televisa, cuando se suponía tenían que hacer todo un circo alrededor de ésta bronca, no dijeron nada. De hecho, al final del partido a Duilio Davino se le ocurre decir que América no extrañaba a Paul Aguilar, y luego hubo casi un segundo de silencio, hasta que Mauricio Ymay entra para sacar las papas del fuego. Qué raro, ¿no? No hablar sobre los problemas del vestidor en un partido del América. Como si no estuvieras enterado o como si no quisieras que la gente --que no estaba tan informada-- fijara su atención en el equipo y no en sus problemas internos. Una vez más, Televisa manipulando a las masas.

Regresando al tema de la Final, en cuanto a nombres e historia, América tiene mucha más historia que Tigres. Existe una enorme diferencia entre la camiseta azulcrema del América y la camiseta amarilla de Tigres; la grandeza del americanismo no se consigue en ninguna tienda, y eso es lo único extra que América tiene a su favor, porque si de futbol hablamos se ve un poco más debilitado que Tigres.

En el partido de ida, estoy casi seguro, no va a suceder nada, así que usted ni se preocupe por verlo, que no se va a perder de nada. Y en el juego de vuelta tampoco hay garantía de espectáculo y emociones al por mayor. Y claro, ni crea que va a ver una Final --ya se en el de ida o en el de vuelta-- como el de la Liga de Ascenso, que terminaron matándose futbolísticamente, lo que fue realmente espectacular.

Tigres podría ser favorito, pero en una Final todo puede pasar, y más si se trata del futbol mexicano. Donde un equipo tan mediocre como América puede pasarle por encima a Tigres y superar en títulos a las Chivas del Guadalajara.

La Liguilla fue una porquería, fue un fraude monumental; una tomada de pelo, un engaño y un insulto para los aficionados. Menos para las arcas de la Liga MX, claro está. Tanta mediocridad deportiva ya es demasiado. Y la Final tampoco luce mucho que digamos, y por supuesto que es una Final sin expectativas. El que gane no será un Campeón que habría que recordar. Creo que el Campeonato del León en el Apertura 2013 fue y sigue siendo el más importante en la historia del futbol mexicano, creo yo.

Una Final sin favoritos y sin expectativas; esto no es más que el reflejo del futbol mexicano.



Foto | Ximinia


América vs. Tigres, la Final inédita del Apertura 2014 América vs. Tigres, la Final inédita del Apertura 2014 Reviewed by Pepe Pilato on 21:26 Rating: 5

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Cada mensaje que nos llega de ustedes, cada mensaje que se publica en Ximinia, lo leemos y (en el 99% de los casos) lo respondemos. Por favor, sigan escribiendo, solo pedimos buen criterio. Aquí hay lugar para casi todo: réplicas y contrarréplicas, críticas y datos duros, sugerencias de lecturas, humor, muestras de inconformidad y de indignación y, por supuesto, bromas. Solo pedimos civilidad y respeto .

Para insertar una imagen en el comentario, utilice el código [img]URL de la imagen[/img]

Con tecnología de Blogger.