Clásico: Estados Unidos aprovechándose de México

Partido amistoso --Clásico de la CONCACAF--, Estados Unidos vs. México, 2015. Los estadounidenses vencen 2-0 al conjunto tricolor | Ximinia

Un seudoclásico donde sólo hubo un equipo en la cancha, al menos uno con una idea futbolística clara.

México y Estados Unidos disputaron una edición más del llamado Clásico de la Concacaf, en una fecha sin sentido, sin jugadores titulares y sin expectativas, pero que aún así es un partido que no se debe perder... o eso dicen los xenófobos nacionalistas que creen que un producto comercial de las televisoras representa a un país.

Y como estamos hablando del futbol mexicano, el juego por del honor que no se debe perder, la Selección Mexicana lo perdió, y lo hizo con un marcador justo y aceptable: 2-0.

Está muy claro, hasta un niño del Teletón se dio cuenta, México salió a éste partido completamente desmantelado, en todos los aspectos. Desde jugadores hasta el esquema táctico, México estaba totalmente perdido; no tenía idea alguna de lo que estaba haciendo. Y cómo no, si los jugadores no se habían visto ni por la tele, y los que se conocían parecían que llevaban años sin verse. Es decir, los jugadores o nunca habían jugado juntos o muy pocas veces habían estado en la Selección.

Esto pasa cuando, de la nada --por cuestiones de negocios, de publicidad, para cumplir con los contratos de tus patrocinadores--, te inventas un equipo sin pies ni cabeza. Un equipo improvisado, con jugadores de bajo nivel, de baja categoría, que de puro milagro fueron llamados a la Selección. Esto ocurre cuando tu futbol, tu Selección nacional no tiene una base amplia de jugadores, pero la razón principal es porque la Selección nacional no tiene una estructura futbolística. Es decir, tu puedes improvisar con jugadores hasta de cuarta división, pero mientras éstos jugadores conozcan el estilo y la idea futbolística de la Selección, con eso bastaría para darle forma al equipo --lo demás ya dependería del nivel de los jugadores y del entrenador que respete el estilo de la Selección--, pero esto no sucede porque resulta que la Selección Mexicana no tiene un estilo, un futbol definido que sea conocido por cualquier jugador que milite en la liga local.

Ésto fue lo que vimos ante Estados Unidos; 11 jugadores mexicanos intentando jugar a algo, nadie sabe a qué, pero lo intentaban. No había idea, argumentos o un funcionamiento más o menos coherente porque los jugadores no tenían idea de lo que Miguel Herrera quería, y no tenían idea porque cada entrenador que llega a la Selección cambia completamente el estilo (si es que existe) del conjunto mexicano y vuelve a empezar desde cero. La Selección mexicana no tiene un estilo propio o un futbol que pueda ser fácilmente identificado por el jugador para que éste no diambule por la cancha. Y esto se complica aún más cada cuatro años cuando las cosas cambian totalmente en la ya de por sí volátil estructura de la Selección Mexicana; cada cuatro años, se comienza desde el principio, y así nunca vas a conseguir algo.

No hay un proyecto a largo plazo y ni siquiera se ve la intención de querer crear un proyecto de aquí a 10 años o más, con todo lo que eso implica, como hacer modificaciones a la liga, a la forma en que se maneja el futbol mexicano, quién lo maneja, y dejar de hacer un negocio con el deporte. Y por eso estamos como estamos; vivimos en un círculo vicioso del cual nadie quiere salir.

Entonces, ¿cómo quieren que se le gane a Estados Unidos con un equipo improvisado si no saben a qué juega su propia Selección?

Los Estados Unidos ganaron casi sin complicaciones porque enfrente tenían a un cuadro tricolor plagado de bolsones que no supieron plasmar en la cancha lo que Miguel Herrera quería --aunque tampoco es muy claro lo que Miguel Herrera pretende--, y no podían porque, como ya lo dijimos, carecían de nivel futbolístico y una idea base por la cual partir. En cambio Estados Unidos no tuvo problemas porque prácticamente jugó con el equipo que es la base del cuadro titular; en realidad Estados Unidos jugó con muchos jugadores que forman parte del primer equipo, ya que muchos juegan en la MLS, ya se conocen y además ya saben cómo funciona más o menos la idea de Klinsmann. Y por si fuera poco, Estados Unidos sí tiene un estilo y una estructura futbolísitca. ¡Qué vergüenza, México!

Entonces, los gringos, que sabían a lo que jugaban, le dieron en la madre a los mexicanos y se llevaron el partido del orgullo. Desplegando un aceptable futbol y dejando en evidencia el desastre futbolístico de México. Aquí la cuestión es que, a pesar de ser un equipo improvisado, México tenía que jugar a algo, competir y no perder como lo hizo, porque se supone que México tiene nivel futbolístico y más experiencia (no importa si tus jugadores nunca habían jugado juntos), pero las consecuencias de lo mencionado en los anteriores párrafos se vio reflejado en la cancha. ¿Y todavía piensas armar dos equipos para competir en dos torneos completamente diferentes? Lo que se le viene al futbol mexicano.

Si se notó demasiado la ausencia de los titulares mexicanos --principalmente de los que juegan se encuentran en Europa--, es porque este equipo no tuvo el tiempo suficiente para prepararse y de conocerse (y quizás así intentar que el improvisado equipo jugara a algo), pero también tuvo que ver el nivel de muchos jugadores --que varios no tenían nada que hacer en la Selección, pero en la Selección ya cualquiera es convocado-- y el desconocimiento del estilo del entrenador y de la Selección misma --que como ya dijimos, carece de un estilo claro y definido--.

El 2-0 es resultado, entre otras cosas ya antes mencionadas, de convocar a jugadores que nunca pensaron jugar en la Selección y llamarlos para un sólo partido, y que además nunca más volverán a ser convocados. A fin de cuentas, la Selección Mexicana es un negocio.



Foto | Getty Images


Clásico: Estados Unidos aprovechándose de México Clásico: Estados Unidos aprovechándose de México Reviewed by Pepe Pilato on 21:03 Rating: 5

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Cada mensaje que nos llega de ustedes, cada mensaje que se publica en Ximinia, lo leemos y (en el 99% de los casos) lo respondemos. Por favor, sigan escribiendo, solo pedimos buen criterio. Aquí hay lugar para casi todo: réplicas y contrarréplicas, críticas y datos duros, sugerencias de lecturas, humor, muestras de inconformidad y de indignación y, por supuesto, bromas. Solo pedimos civilidad y respeto .

Para insertar una imagen en el comentario, utilice el código [img]URL de la imagen[/img]

Con tecnología de Blogger.