Cuauhtémoc Blanco por siempre

Cuauhtémoc Blanco, jugador mexicano alzando el trofeo de la Copa MX, en la Final de la misma entre el Puebla y las Chivas del Guadalajara. Puebla ganó el partido 4-2 | Ximinia

Entró de cambio al minuto 70'; cerca del final estuvo a punto de marcar el último gol de su carrera. Como premio a su trayectoria, el Puebla fue Campeón de la Copa MX Clausura 2015; Cuauhtémoc alzó la Copa y dijo adiós al futbol.

La noche del 21 de abril de 2015 se despidió del futbol profesional Cuauhtémoc Blanco, uno de los jugadores más talentosos que el futbol mexicano ha tenido en los últimos tiempos, y fue de hecho la última gran figura del futbol de México, dejando un gran legado a nivel de clubes y Selección. Será recordado por siempre por sus brillantes cualidades futbolísticas y porque fue además un héroe, un ídolo indiscutible del pueblo mexicano, llegando ha convertirse en un personaje dentro de la cultura popular mexicana; por su carácter, por su brutal honestidad y porque siempre fue él mismo.

Y su retiro no pudo ser mejor: alzando una Copa, ganando un título. Como los grandes.

Puebla vs. Chivas: la Final de Cuauhtémoc Blanco
Luego de más de 20 años de carrera, el momento de decir adiós había llegado. Y era la Final de la Copa MX donde donde Cuauhtémoc diría hasta siempre.

En un partido donde se creía que podría ser titular, terminó siendo relegado a la banca, y ésto tiene una teoría: José Guadalupe Cruz quizás quiso asegurar el título para que la despedida de Cuauhtémoc no fuera tan agría, es decir, meter a Cuauhtémoc de inicio le hubiera restado poder ofensivo al equipo... Aunque, si analizamos bien, si Cuau inicia no hubiera habido mucha diferencia que digamos. Total que el Temo no jugaría sino hasta la segunda parte.

Con un Puebla al borde del descenso, donde la salvación ya no depende de ellos, y después de una derrota en la liga ante el Atlas, Chivas llegaba como favorito (no de manera absoluta, pero sí con mucha más estabilidad emocional y futbolística... o eso creíamos). El Guadalajara ya está salvado del descenso --al menos para este torneo--, así que llegaba con más posibilidades de llevarse la Copa, porque se encuentra en un aceptable nivel y porque tiene mejor plantel, pero resulta que ésto no le importó al Puebla que se le plantó y le pintó la cara.

Lo del Puebla tiene su mérito pero también también contaron con las desconcentraciones de Chivas y la idea que el "Chepo" de la Torre tenía para este partido.

José Manuel de la Torre no puso al equipo titular (al que logró salvarse), sino a los que venían jugando el torneo de Copa desde fase de grupos, dándole así crédito a éstos jugadores por haber llegado a la Final, pero se le olvidó que Chivas es un equipo con historia, con prestigio que necesita ganar títulos y todas las Finales que dispute. Por si fuera poco, Chivas tuvo una gran cantidad de errores que fueron muy bien aprovechados por el Puebla que se veía motivado y con más concentración, mucho más metidos en el juego y con la idea de ganar el partido desde el primer minuto. Chivas simplemente no se dio cuenta que estaba jugando una Final.

Fue apenas al minuto 7' cuando Matías Alustiza marcaba el primero, y más tarde, ante la sorpresa de todos, Luis Gabriel Rey pondría el segundo en el marcador. Puebla ganaba casi sin dificultad a unas Chivas que estaban dando un pésimo primer tiempo. Puebla estaba tirado al frente, tenía más llegadas y generaba más peligro. Fue contundente en dos ocasiones, aunque pudo haber ampliado la ventaja antes de terminar la primera mitad y hasta resolver la Final en esos 45 minutos.

Para la segunda mitad, Chivas recompone e intenta meterse al partido. Al 54', Aldo de Nigris acerca a Chivas en el marcador, y menos de 1 minuto después, el mismo de Nigris estaba marcando el segundo; Chivas había empatado el partido a dos goles, y el Puebla estaba viviendo una noche de terror. Cuauhtémoc, que ya se había parado a calentar, observaba acongojado; "El Profe" Cruz aún no quería darle entrada al ídolo nacional.

Y cuando parecía que Puebla se colapsaría emocionalmente, fue Chivas quien no supo manejar el empate y se dejó anotar el tercero. Con más fuerza mental y concentración, Puebla no se había dejado llevar por el golpe anímico del empate y mantuvo la calma, siguió yendo al frente y, ante una pobre defensiva del chiverío, marcaría el cuarto y definitivo. Chivas fue un desastre defensivo; Puebla, con ambición, sacó provecho de los descuidos de su rival y fue certero.

Cuauhtémoc Blanco, entrando de cambio al minuto 70' en la Final de la Copa MX Clausura 2015 entre el Puebla y las Chivas del Guadalajara | Ximinia
La última vez que el futbol mexicano veía a su último gran ídolo pisar una cancha.

Luego de la cuarta anotación del Puebla, llegaría el momento esperado. Cuauhtémoc Blanco entraría a lo que sería su último partido como jugador profesional. Y el momento histórico se dio; al 70', sale Matías Alustiza y entra Cuauhtémoc Blanco ante la ovación de los aficionados.

Y cerca, muy cerca estuvo el Cuau de marcar su último gol. En una jugada donde queda solo ante el portero, un defensa rojiblanco se le atraviesa y le arrebata el balón. También en otra jugada pudo haber marcado si su compañero le retrasa la pelota.

Cuauhtémoc estuvo recorriendo la cancha por última vez. Marcaba (o eso intentaba hacer), le cometían faltas y buscaba la pelota para poder marcar un gol o dar un pase para ampliar el marcador. Mientras los minutos se iban, veíamos los últimos minutos, los últimos segundos de Cuauhtémoc Blanco.

Se marca un penal a favor de Chivas; Aldo de Nigris lo cobra... y lo falla. Chivas era un desastre, y Puebla había hecho un mejor partido, lo cual sorprende, pues jugó bien y ganó bien; jugando así uno no se explica cómo es que está donde está. De hecho, ha tenido mejor desempeño que otros equipos, incluyendo Leones Negros (de quien depende para no descender), y aún así tiene un pie en Segunda División.

El partido estaba resuelto. Chivas ya había bajado los brazos y Puebla estaba cuidando el marcador. Ya no hubo más. Sólo quedaba el festejo y la despedida al Cuau, pero... Cuando el partido estaba por finalizar, en tiempo agregado, que se apagan las luces del estadio. El partido se retrasa más de diez minutos, y entonces las lámparas se encieden y se reanuda el partido. Termina el juego. Puebla es Campeón de la Copa MX del torneo Clausura 2015, y consiguie su quinta Copa en su historia.

Todos festejan, se abrazan, pero luego todos van con Cuauhtémoc y lo alzan, lo felicitan. Cuauhtémoc, aunque se aguantó, medio llora e intenta contenerse. En las entrevistas no puede evitar llorar, y con la voz quebrada, dice que extrañará a la afición alentándole en la cancha.

Llegaría la premiación, que como ya todos sabemos, dura toda una eternidad. Y entonces llegaría el momento en que Cuauhtémoc levantaría la Copa, y era ya el último momento en que Cuauhtémoc Blanco seguía siendo futbolista.

Cuauhtémoc, como los grandes, levanta la Copa y corona al Puebla como Campeón de la Copa MX. Cuauhtémoc Blanco festeja y decía adiós al futbol. Éste era el final de una enorme trayectoria que jamás olvidaremos.

Cuauhtémoc Blanco por siempre.



Fotos | Mexsport


Cuauhtémoc Blanco por siempre Cuauhtémoc Blanco por siempre Reviewed by Pepe Pilato on 21:54 Rating: 5

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Cada mensaje que nos llega de ustedes, cada mensaje que se publica en Ximinia, lo leemos y (en el 99% de los casos) lo respondemos. Por favor, sigan escribiendo, solo pedimos buen criterio. Aquí hay lugar para casi todo: réplicas y contrarréplicas, críticas y datos duros, sugerencias de lecturas, humor, muestras de inconformidad y de indignación y, por supuesto, bromas. Solo pedimos civilidad y respeto .

Para insertar una imagen en el comentario, utilice el código [img]URL de la imagen[/img]

Con tecnología de Blogger.