Si nadie le gana a México, significa que México no le ha ganado a nadie

México vs. Canadá - Eliminatoria mundialista de la Concacaf 2016, rumbo al Mundial de Rusia 2018 | Ximinia

Ganarle a equipos tan pobres y desplegando un futbol bastante ambiguo, es preocupante para una Selección que tiene en puerta un torneo oficial con mayor calidad futbolística. Y a largo plazo, el futuro se ve más nublado todavía.

Después de cuatro partidos eliminatorios, los cuales fueron ganados de manera clara, ¿habría que estar más preocupados que satisfechos con el rendimiento de la Selección Mexicana? La respuesta es sí; a pesar de que Juan Carlos Osorio lleva 15 segundos en el banquillo tricolor, el equipo mexicano continúa siendo un misterio en cuanto a estilo (que nunca en su historia lo ha tenido, pero saben a lo que me refiero), estabilidad y concepto futbolístico. Básicamente, el equipo nacional no juega a nada, y debería de ser preocupante cuando a la vuelta de la esquina se encuentra la Copa América, donde la competencia es abismalmente superior a la de la Concacaf.

Sería absurdo dejarnos llevar por los triunfos de la Selección mexicana en apenas cuatro partidos; creer que el equipo ya ha adquirido un funcionamiento y que además tiene para competir en lo que resta de las eliminatorias y llegar a la Copa América para ser protagonista, sería autoengañarse de manera infantil.

México ha ganado cuatro partidos, ha conseguido 12 puntos y ha clasificado ya al Hexagonal Final de la Concacaf, pero todo esto ante equipos sin calidad y que no atraviesan su mejor momento --para muestra, la forma en que ha conseguido dichos triunfos: sin problemas y casi trotando--. El Tricolor ha ganado pero sin demostrar un nivel competitivo claro y real; es decir, si México ha ganado todos sus partidos se debe más por el (nulo) nivel del rival que por méritos propios --digamos que ha hecho lo que se tendría que hacer, pero porque es menos peor que sus rivales--. Las victorias no dicen nada --sólo que los contrincantes se caen de mediocres--, lo que importa es la forma en que consigues dichos triunfos, y México ha conseguido ganar todos sus partidos jugando de manera precaria, sin demostrar un crecimiento y sin desplegar en la cancha el trabajo de Osorio en los últimos meses (que no son pocos).

La cantidad de goles anotados en un partido reflejan el nivel de un equipo, y México sólo ha ganado con lo necesario (no más de 3 goles), cuando, viendo el nivel de los rivales, tendría que haber goleado a todos sus adversarios, pero para eso se necesita de un equipo competitivo y con un funcionamiento adecuado, y México no lo tiene.

El técnico colombiano lleva poco tiempo al frente de la Selección, y hasta cierto punto es entendible que esté experimentando para conocer a los jugadores y al futbol mexicano mismo y armar un equipo equilibrado, y también es muy cierto que en cuatro partidos (y ante rivales tan medianos) no se puede hacer un análisis completo y detallado del trabajo de Osorio, pero tampoco es posible que un equipo mexicano de calidad aceptable consiga ganar más por las carencias del rival que por un trabajo propio.

Hasta el momento, México no ha exhibido algún nivel como para decir que ya es un equipo competitivo; colectivamente, anda un tanto perdido, pero individualmente es donde mejor se desenvuelve, aunque esta parte ofensiva es la que deja muchas dudas. Al momento de ofender, no hay muchas variantes, y el equipo se vuelve predecible --además de que continúan las impresiciones y la falta de claridad al momento de definir las jugadas--. Y si la escuadra tricolor ha anotado y ganado, es por el rival, lo cual exhibe las carencias de este equipo mexicano, ya que no jugar bien ante equipos tan limitados, habla de que México no tiene un funcionamiento, más bien ha corrido con muchas suerte.

Por si fuera poco, la parte defensiva es vulnerable. Con lo poco que le han llegado, México ha evidenciado algunos problemas. Por ejemplo, Canadá, un equipo ofensivamente limitadísimo, pudo incomodar a la defensiva azteca con alguna que otra insinuación... Imagínense ante equipos más completos como Uruguay.

El próximo torneo donde habrá rivales serios y competitivos, será la Copa America Centenario --que se realizará al mismo tiempo que la Eurocopa, nomás para fragelarnos--, y si ahí México juega como lo ha hecho hasta el ahora, no quedará de otra que ver a un equipo mexicano siendo borrado en la cancha por los equipos sudamericanos.

Nomás hay que ver el último partido de México ante Canadá, el cual fue el peor de los cuatro que ha disputado hasta el momento; si ante Canadá te ves mal --donde hiciste un montón de cambios, en lugar de mejorar con el 11 titular, que ya todos sabemos cuál es ese 11 titular, no sé para qué hacernos tontos--, donde ya deberías mostrar cierta estabilidad o por lo menos algún tipo de orden producto de las estrategias de Osorio, ¿qué podríamos esperar de México en Copa América y más allá?

¿Cuánto tiempo le tomará a Osorio hacer de la Selección un equipo con una idea clara y que se entienda a qué juega?

Y conste que no es negativismo ni malinchismo. No. Es la realidad del futbol mexicano.



Foto | Getty Images


Si nadie le gana a México, significa que México no le ha ganado a nadie Si nadie le gana a México, significa que México no le ha ganado a nadie Reviewed by Pepe Pilato on 20:56 Rating: 5

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Cada mensaje que nos llega de ustedes, cada mensaje que se publica en Ximinia, lo leemos y (en el 99% de los casos) lo respondemos. Por favor, sigan escribiendo, solo pedimos buen criterio. Aquí hay lugar para casi todo: réplicas y contrarréplicas, críticas y datos duros, sugerencias de lecturas, humor, muestras de inconformidad y de indignación y, por supuesto, bromas. Solo pedimos civilidad y respeto .

Para insertar una imagen en el comentario, utilice el código [img]URL de la imagen[/img]

Con tecnología de Blogger.