Ricardo La Volpe llega caminando al América

Presentación Ricardo Antonio La Volpe, nuevo director técnico del Club América de México, septiembre 2016, Liga MX; futbol mexicano | Ximinia

"Es un reto, no una revancha. Me buscaron con la idea y la obligación de ganar un título."

Ante la necesidad de poner las cosas en orden, de no caer en la desesperación, de no entrar en una crisis; en un momento donde el equipo necesita urgentemente convencer en la cancha y, sobre todo, ganar por lo menos un título, el América dio la noticia del mes en el futbol mexicano, al contratar a Ricardo La Volpe como su nuevo entrenador.

Es un hecho que América quería causar conmoción en los medios y la afición y detener la bola de nieve que se le venía encima, y parece que lo está consiguiendo. Traer a uno de los entrenadores más polémicos, capaces y experimentados del futbol mexicano, ha sido un acierto (por lo menos en el papel, en la cancha, otra cosa podría suceder). Pudieron haber contratado a Romano, a Reinoso o a un estratega de bajo perfil (como le gustan a Peláez), quizás desconocido. Pero, cualquiera de los anteriores, hubiera generado un sinfín de dudas y cuestionamientos; en cambio, al traer a La Volpe, matas a dos pájaros de un tiro, porque el argentino es polémico, temperamental y reconocido por el medio nacional, y aunque no ha ganado nada, ha demostrado saber armar equipos (si no, pregúntele a Vucetich, que le armó al Monterrey, el cual terminó siendo un equipo de época).

Viene de dirigir a Chiapas en el torneo pasado, donde logró acceder a la Liguilla. Anteriormente, estuvo en Chivas, de donde fue despedido porque confundió el cuarto de podología con el de urología. Al parecer, a nadie le importó el hecho de que haya estado metido en un escándolo tan delicado, ¿será porque estamos en México?

Esta será su segunda etapa con Las Águilas. La primera vez que estuvo en el nido, fue en el Invierno 1996, pero fue echado luego de ser vapuleado por las Chivas; sólo duró 4 partidos, de los cuales perdió 3 y ganó apenas 1.

Su mejor momento como entrenador lo vivió con la Selección Mexicana, donde hizo que jugara al nivel más grande que una Selección haya jugado jamás. Ese equipo jugaba tan bien, que llamó la atención de los medios internacionales, incluso, dicen, evitó que Josep Guardiola se suicidara.

Es un técnico con muchos conocimientos, y me parece que el hecho de que no haya ganado nada el futbol mexicano (aunque algunos le achacan un campeonato con el Atlante en la temp. 92-93), no significa que no sea un buen DT; Guardiola es un excelente técnico y no ha ganado nada, por ejemplo. Tiene un estilo y sabe qué hacer con los equipos, y con este América tiene una gran oportunidad para lucirse y formar un equipo sobresaliente.

La ventaja de Ricardo La Volpe es que llega a un equipo armado, con una buena base de jugadores --aunque no es la mejor plantilla del futbol mexicano--, un equipo que en ocasiones ha demostrado que puede llegar a jugar a un alto nivel competitivo. El trabajo del bigotudo será darle forma a la escuadra, imprimirle su estilo, hacerlo jugar bien y ganar un título. Como en el futbol mexicano pasa de todo, no sabemos si tal trabajo rendirá frutos en este Apertura 2016 o en el Clausura 2017, lo que es cierto es que los resultados tienen que ser inmediatos.

Llega para dirigir lo que resta del Apertura 2016, el Mundial de Clubes y el siguiente torneo. Conociendo lo volátil que suele ser el futbol mexicano, el otro reto de La Volpe es terminar el Clausura 2017. Ahora, me parece increíble que se le exigua más a La Volpe que a Ignacio Ambriz, y Ambriz estuvo varias temporadas al frente del equipo, pero a La Volpe, un técnico experimentado y probado, sólo le dan crédito hasta el Clausura 2017. ¿Ahora resulta que Ricardo Peláez y compañía están siendo precavidos? ¿Es en serio? ¿Por qué no mostraron el mismo escepticismo cuando trajeron a Ambriz? ¡Hasta dejaron que dirigiera varios torneos!

Me parece que la elección fue acertada. En otro momento, en un arranque de temporada, por ejemplo, América no se hubiera hecho de los servicios del argentino; si en estos momentos lo contrataron fue porque necesitaban a alguien con presencia y carácter en el banquillo, para proyectar una imagen de grandeza e imponerse sobre los demás, y así calmar las aguas, aunque sólo se trate de una simple pose.

La llegada de La Volpe generará muchas expectativas, comenzando con su debut ante Pumas. La Volpe y sus nuevos pupilos tienen la ligerísima ventaja de que los universitarios no saben ganar de visitante. De locales, los auriazules son imbatibles, pero cuando salen de su territorio, no saben lo que es ganar. Aunque, lo que América debería tomar en cuenta, los rivales que ha vencido como local también cuentan mucho; éstos no han sido los grandes oponentes, y es donde Pumas han sacado las garras. Será un partido de con mucho morbo y mucha intensidad --o tal todo lo contrario--.

Gustar y ganar Campeonatos
Otro reto para La Volpe, y de muchos técnicos en el balompié nacional, es jugar bien y ganar títulos, pero ¿se puede hacer tal cosa? A diferencia de lo que piensa Manuel Lapuente, quien alega que jugar bonito y ganar campeonatos es una mentira, yo digo que es posible, y es posible porque lo hemos visto muchas veces en el futbol mexicano. No vamos a poner como ejemplos a equipos europeos, basta con revisar el pasado reciente del futbol mexicano para darnos cuenta de que se puede jugar de manera espectacular, gustar, entretener y obtener campeonatos.

El ejemplo más grande, que al parecer nadie le hizo caso y todos ignoraron, cuando debieron fijarse en él para estudiarlo y tratar de imitarlo, es el León de Gustavo Matosas. Aquel equipo era un espectáculo, se devoraba a sus rivales y era un agrado seguir sus encuentros; el punto máximo de ese equipo lo vivió en la temporada donde consiguió el primer título (luego, conseguiría el Bicampeonato pero sin el futbol del primer título). Ese equipo, bien dirigido y bien trabajado, fue Campeón desplegando un futbol como nunca antes se había visto en el futbol mexicano, quizás el mejor que se haya desplegado en la historia del futbol azteca. Dejar en el olvido el futbol de aquel León me parece un error, pero, al parecer, nadie se acuerda de ese León sin precedentes.

Otro equipo es el Monterrey de Víctor Manuel Vucetich, quien también desarrolló un futbol espectacular, competitivo y demoledor. Fue varias veces Campeón y se cansó de ganar la Concachampions (por eso la dejó de ganar, porque ya no le sabía a nada). Ese Monterrey ha sido el mejor Monterrey de la historia, y marcó una época en el futbol mexicano. Lo mismo podríamos decir del Monterrey de Mohamed, que la temporada pasada no tenía rival, y estuvo a punto de culminar un torneo de ensueño ante Pachuca, quien le arrebató dramáticamente el Campeonato.

Más atrás, nos encontraremos con el Pachuca de Enrique Meza, que lo ganó casi todo. Llegó a ser un rival invencible; nadie era capaz de ganarle, y como por arte de magia, anotaba goles por montón. Y si retrocedemos más en el tiempo, nos toparemos con el Toluca (también dirigidos por Meza), que comandados por Saturnino Cardozo y un implacable séquito de jugadores, se dedicó a ganar títulos tras títulos, y lo hacía jugando de manera avasalladora. Y por último, el gran ejemplo es el mismo América, que en el 2005, de la mano de Mario Carrillo, fue Campeón con un futbol dominante y espectacular.

¿Ven cómo sí se puede jugar de manera atractiva y ganar Campeonatos? De qué demonios habla Manolo.

Ricardo La Volpe es un técnico que le gusta el futbol ofensivo y ordenado, lo que termina haciendo que sus equipos desplieguen un futbol agradable. El problema de La Volpe es mantener la consistencia, la regularidad. Este es el reto de La Volpe; hacer que el América juegue a un óptimo nivel y que lo mantenga por un largo tiempo; sólo así se pueden ganar Campeonatos.

La llegada de Ricardo Antonio La Volpe al América representa un gran atractivo para la liga. Ahora sólo falta ver en la cancha lo que América y La Volpe son capaces de hacer..



Foto | Mexsport


Ricardo La Volpe llega caminando al América Ricardo La Volpe llega caminando al América Reviewed by Pepe Pilato on 21:12 Rating: 5

1 comentario:

  1. Me parece que con La Volpe, las gloriosas si tienen amplias posibilidades de ganar el título (de liga, el de copa no vale madre), pues bien apuntas el hecho de que encuentra un equipo con materia prima para que su idea se vea plasmada.
    El problema que veo y que lo confirman los testimonios de muchos ex pupilos suyos, es que “Sam bigotes” es un tipo muy chocante (mamon), especial (mamon) y problemático (mamon) y en un equipo lleno de egos agigantados esto puede resultar contraproducente, aunque mucha falta a algunos les hace, que los pongan en sus lugar.
    Y ya para concluir, vaya que La Volpe tiene la personalidad para ser D.T. del ame, después de todo, creo que un americanista debe ser hasta cierto punto: Ególatra, un tanto presumido, polémico y extrovertido. Porque para mí la humildad la demuestran levantándose temprano para entrenar y hacer lo que saben y deben, ya si son muy ogetes con sus hijas adolescentes o no van a misa, eso a mí, me viene valiendo madres.

    ResponderEliminar

Con tecnología de Blogger.