Series y programas del momento

Los concursantes son bastante coloridos, lo que le da un toque especial al programa, y los chefs también son geniales. En verdad sorprende que lo estén haciendo tan bien, ya que las televisoras nos tienen acostumbrados a puras porquerías y echar a perder conceptos extranjeros.

En estos últimos meses se han estrenado algunas series y otras han iniciado nuevas temporadas. Asimismo, nuevos programas han llamado tanto mi atención, que he decido comentarlos. Veamos de qués estoy hablando.

The Walking Dead 7
El estreno de la esperadísima nueva temporada de Los muertos vivientes causó conmoción. Apenas en el primer episodio, parecía que estábamos viendo una nueva película de Hostal, nada más que mucho más realista. Gore, gore y más gore.

Desde hace mucho tiempo que yo no veía tanta violencia y de manera tan explícita en la televisión; lo que sucedió fue realmente shoqueante: dos personajes entrañables perecieron a manos del malo más malo de los últimos tiempos de la pantalla chica. Pero la forma en que se llegó a ésto fue lo más fantástico de todo; la psicología tan bien utilizada fue lo que hizo que tan espectacular capítulo funcionara a la perfección y cumpliera con su cometido, que era enloquecer al espectador.

Y vaya uno a saber lo que viene, porque después del horror del primer episodio, ya cualquier cosa puede ocurrir. Lo que es cierto es que TWD continúa siendo una serie magnífica donde vemos reflejada de forma metafórica las distintas caras del ser humano --claro, nada puede superar el horror humano plasmado en la Santa Biblia, pero ese es otro tema--.

Los O'neals
Una serie que llamó mi antención por su premisa fue Los O'neals, se trata de una comedia sobre una familia católica fundamentalista, que se colapsa luego de algunas revelaciones por parte de sus integrantes.

Llevar a la pantalla las vivencias de una familia religiosa en una cultura tan amplia como lo es la estadounidense, era como para esperar algo realmente grandioso, pero lamentablemente la serie queda a deber. Me parece que el problema son los personajes flojos y acartonados que conforman la serie. Básicamente, se trata de personajes con demasiados clichés y que ya hemos visto en muchas ocasiones.

Tenemos a la hija genio (un clichezazo), al papá sin autoridad, al hijo mayor cuasi-descerebrado y una mamá loca. Pero tenemos a un hijo adolescente que es gay, que me parece el mejor personaje de todos, que es el que salva la serie y le da sentido a la misma. Los demás no son para nada entrañables, más bien son secos y grises. En cambio, el hijo gay es realmente divertido, es tan bueno el personaje que debería tener su propia serie, de hecho, la serie parece girar entorno a la vida de éste atormentado joven que intenta comenzar su vida luego de confesar su homosexualidad.

The O'neals es como The middle en versión conservadora, aunque sin el encanto de The middle.

Es una serie fallida, una serie donde los personajes y los argumentos no logran complementarse; existe una discordancia tan notable que pareciera que estamos viendo dos o tres series en una. Se esperaba más, sin duda.

La trampa
The Catch es una serie de corte dramático, que no es más que una cuasi-telenovela donde una importante agente de seguros es traicionada por su prometido que resultó ser un experto ladrón de artículos varios.

La serie gira entorno a la persecución del sigiloso criminal, donde además veremos cómo la sexy agente resuelve otros casos.

Es una serie entretenida, visualmente me parece demasiada sofisticada (exagera en su estética), y me parece que faltó un poco más de rigor a la hora de buscar a los protagonistas. Primero, no existe mucha diferencia entre los buenos y los malos, porque se caracterizan por tener actitudes muy similares (duros, vengativos y poco sociables); a primera vista, uno no sabe quién es el malo y quién es el bueno. Además, resulta que el ladrón (que a mí me parece muy mal actor) tiene su corazoncito; pues es bondadoso con su ex-pareja a quien extraña luego de haberla engañado de tan fea manera.

Las situaciones, el desarrollo de la serie en cada episodio, los giros y demás, la hacen entretenida, pero en cuanto a reparto y actuación no es la gran cosa. No es mala pero tampoco la seguiría hasta el final.

Un hombre. Un plan
En Warner Channel llegó la serie A man. A plan, protagonizado por Matt LeBlanc. Es un sitcom con un estilo muy clásico: una familia intentando ser una familia, donde el padre tendrá que adoptar el rol de madre y padre a la vez.

A pesar de que no cuentan nada nuevo, sí resulta divertida gracias a las líneas argumentales de los personajes; tienen momentos muy atinados y sí te ries con las situaciones de los personajes, no es como Hola, papi (Canal Sony), que es aburridísima, desabrida y con chistes descafeinados.

No es el gran sitcom que el mundo esperaba, pero tiene todo lo que un buen sitcom debe tener.

La segunda temporada de Master Chef México
Luego del gran éxito de la primera temporada, Master Chef México continúa al aire con su segunda temporada, que al igual que la primera, sigue siendo un reality formidable.

Melissa, Master Che México, 2016 | Ximinia

En donde sí fallaron fue en el tiempo que pasó de un temporada a otra, ya que inmediatamente después de la primera temporada comenzó la segunda, una después de otra. Mínimo, la segunda temporada debería haber comenzado seis meses después, no seis días después. Así hubiera generado una mayor expectativa y no quemas el programa y los éxitos cosechados. Pero es TV Azteca, una televisora que cuando tiene un éxito en las manos no sabe qué hacer más que exprimirlos hasta que no quede nada.

Los concursantes son bastante coloridos, lo que le da un toque especial al programa, y los chefs también son geniales. En verdad sorprende que lo estén haciendo tan bien, ya que las televisoras nos tienen acostumbrados a puras porquerías y echar a perder conceptos extranjeros.

Hablando de esta segunda temporada, y como comentario sin sentido, hay una concursante tapatía llamada Melissa, que está como para chuparse los dedos. Es una chica de 18 (así es, amigos, es mayor de edad), muy linda, que tiene una carita entre Jennifer Lawrence en Los juegos del hambre y Shailene Woodley en Divergente. Eso sí, es una chica muy creyente en Cristo Rey (como la mayoría en Guadalajara), porque la he escuchado decir cada cosa sobre Dios (el Dios católico, el único y verdadero)... que mejor no les digo.

Hora 21, con Julio Patán
En la televisión mexicana hay de noticieros a noticieros, y el noticiero más simpático y ameno que jamás haya visto se llama Hora 21, del canal ForoTV, pero no es por el noticiero en sí, sino por su conductor, el gran Julio Patán, a quien de repente se le ocurrió que podía conducir un noticiero (!).

En Televisa han ocurrido varios "cambios", y ForoTV fue uno de los canales donde los "cambios" también aparecieron. El noticiero Hora 21, que antes (si no me equivoco) era conducido por la emo Karla Iberia Sánchez, quedó bajo el mandato de Julio Patán, que antes participaba en un programa de debate en el mismo canal (no sé, tal vez otra vez estoy equivocado).

Pues bien, déjenme decirles que Julio Patán me parece la cosa más fantástica y brillante de los últimos tiempos en cuanto a noticieros se refiere --y no, no estoy siendo sarcástico--. En verdad lo hace bastante bien porque Julio Patán, al conducir dicho noticiero, no se transforma en un ser acartonado, un ser con una postura casi robótica y que se dedica a dar las noticias de manera fría e indiferente como si no fuese una persona. Julio Patán da las noticias como si estuviera platicando en una carne asada en un domingo cualquiera.

Su estilo me parece fascinante. Es único y realmente irreverente. Nunca se está quieto en su silla; se reclina hacia atrás, hacia la mesa, gira de un lado hacia otro... En ocasiones prácticamente se desparrama en su asiento. Como si estuviera tirando la hueva, pues. Cuando lee una nota, casi siempre le llama la atención los términos que en ésta se utilizan. Presenta a sus compañeros como si estuviera en la sala de su casa, y a sus invitados los trata como a sus cuates. En pocas palabras, Julio Patán es simplemente genial. Y es genial porque es él, no un conductor de noticiero que finge rectitud y seriedad, o de estos conductores que quieren sentirse los modernos adoptando una actitud jovial (como Javier Alatorre), pero que no son ellos mismos, sino unos falsos presentadores.

Otra manera de describir a Julio Patán en su noticiero sería la siguiente: hagan de cuenta que el o la titular del noticiero no llegó por "x" razón, y como no había nadie más, llamaron a Julio Patán para que lo conduciera. Y como NUNCA EN SU VIDA había conducido un noticiero, lo primero que hace es improvisar a su estilo, en lugar de copiar a los demás, por ejemplo.

Ese es Julio Patán, un conductor que todo el tiempo parece estar improvisando.

Otra cosa que hace del noticiero Hora 21 el mejor de todos, es que Julio Patán, comparado con cualquier conductor(a) que usted me diga, es Albert Einstein; Patán es un escritor y periodista, y posee un gran acervo cultural. En otras palabras, es una persona pensante, muy inteligente. Nada que ver con los críptidos de otros noticieros, que en verdad sufren de retraso mental a lado de Julio Patán.

Véalo y dígame si no es la gran revelación de la conducción.



Series y programas del momento Series y programas del momento Reviewed by Pepe Pilato on 19:08 Rating: 5

4 comentarios:

  1. Opinar acerca de lo que no he visto resultaria aburrido sin sentido y hasta vulgar, pero de lo que si, ahi te voi.... TWD si que es de lunaticos, siempre me habian gustado las series norteamericanas (aun con los, en ocasiones, pesimos doblajes) te hablo de Prision Break, Lost, DR.House, The Mentalist etc. pero esta serie si que me ha sorprendido, una vez mas, mira que comenzar asi tu 7a temporada, uff.

    El Chef Maestro (que mamon) me gusta y mucho. A Benito lo admiro y mucho. Melissa se me antoja y mucho. Que mas puedo decir.

    A mi Julio Patan me agrado desde que por vez primera lo sintonize junto a Nicolas "Juanga es naco" Alvarado en "Final de partida", programa que me resulto encantador y siendo sincero crei que era un error su iniciacion en el mundo grisaseo de los noticieros, pero el tipo tiene carisma, talento y es mas culto que todo Televisa, Azteca y Congales Juan Pablo II (te los recomiendo, es como una bencicion), todos juntos. Aun asi mi noticiero favorito es el de Ciro Gomez Leyva, mas aun en radio por las mañanas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chale, Ciro "Nostradamus" Gómez Leyva no me gusta mucho, pero es un buen comunicador. Su noticiero me parece lamentable, pero qué se podía de un canal que apenas puede costearse sets de cartón.

      Si Melissa fuera un platillo, ¿qué sería? Quizá Hannibal Lecter tendría la respuesta correcta.

      Lo que me molesta de TWD es que tengo esperarse toda una semana para ver un episodio, el cual se va como agua entre las manos. Es una gloria de la televisión.

      Julio Patán es el conductor que la tv mexicana esperaba. Y sobre Nicolás "Juanga me viene guango" Alvarado, me gustaría volver a verlo en ese canal.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Si caray, pobre Ciro, el presupuesto para su noti fue de 100 pesos y unos tacos sudados, aun asi es el que mas me convence.

    Creo que hasta el mismisimo Dr. Lecter evitaria comersela, mas bien el la consideraria un postre, algo asi como una paleta de "yogur", para eso de pasar la lengua por su harto delicioso cuerpo todo el dia. Y no sigo porque termino demandado jaja.

    Muy cierto Pepe, se vuelve hasta frustrante el hecho de esperar "tanto" por "tan poco", las comillas son porque una semana no es mucho tiempo y la calidad de la serie es bastante, pero eso genera esta serie, que la añoremos. ¡vivan los come-humanos!

    A mi tambien, aunque mi hermana me comento que hace poco lo vio de nuevo en tv hablando del padrote Bob Dylan, ojala sea cierto, es lindo ver programas de ese tipo y mas con esos tipos.

    Saludos, abrazos y demas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema no es tanto Ciro y su noticiero, sino el canal; Imagen TV vendría siendo un puesto ambulante en comparación con las grandes televisoras y canales de este país. Creo que hasta el Mexiquense TV tiene más dinero que ITV, y eso ya es mucho decir.

      Y eso que no hemos hablado de las porquerías que tienen su programación, que es como para pincharse los ojos con alfileres. Pobre de nuestra televisión, no sé a dónde vamos.

      Eliminar

Con tecnología de Blogger.