El 'mexicaneo' de películas en Canal 5

El doblaje tiene que intentar respetar el contenido de la cinta, pero aquí fue al revés, pues la parte chistosa era el doblaje en sí, lo que estaba robándonse el carisma de los personajes.

El domingo (11 de enero), a través de Canal 5, Televisa transmitió la película El Dictador, de Sacha Baron Cohen --que como la mayoría de sus películas, es una joya--. Lo curioso, y lo que más llamó mi atención, es que la película (que no sé si era estreno o ya la habían pasado antes) estuvo totalmente programada para los mexicanos. O sea, el doblaje estuvo repleto y atascado de frases, palabras, términos, modismos propios de México, no sé si para hacerlo más digerible para el televidente azteca o porque no querían que la crítica social de la película se transmitiera por completo.

A mí no me gustó el resultado final. No sólo la doblaron con excesivas frases mexicanas, sino que le quitaron un montón de escenas --dizque por "lo fuerte que son"--, y sin contar las ridículas (aunque aparentemente necesarias) censuras de las groserías. ¿Acaso habrán pensando que era una película familiar? Lo que hicieron fue manipular casi por completo la escencia de la cinta; si bien es cierto que el doblaje por sí mismo le quita parte de la identidad a una película, no puedes tampoco retocarla por completo y casi, casi cambiar el mensaje de la misma. En pocas palabras, el doble fue, hasta cierto punto, caricaturesco, como de película animada.

Fue tan "payaseada" el doblaje, que estuvo a punto de terminar como una película de la Familia P. Luche, es decir, El Dictador terminó siendo Los tres chiflados. Eso es lo que hace un doblaje circense. Y no sé si había alguna intención --porque de Televisa se puede esperar cualquier cosa-- pero da la impresión que hasta intentaron ridiculizar toda la película con dicho doblaje, pues hicieron de los personajes unos verdaderos retrasados mentales y cuasiactores de La hora pico. Sólo estoy especulando, pero no me extrañaría si ésta hubiera sido la intención.

Poster de la película El Dictador (The Dictator) de Sacha Baron Cohen, del año 2012 | Ximinia

Y hay otra teoría conspiracionista. También pudiera ser que lo que intentaron hacer con El Dictador fue hacerla más didáctica para que el televidente promedio mexicano pudiera entenderle, o mejor dicho, para que se entretuviera sin necesidad de comprender los mensajes irreverentes de la cinta. Porque hay que recordar que muchos que estaban viendo esta película eran los mismos que ven y se divierten y entretienen con Sabadazo, La hora pico, Ventaneando, La Jugada, La Familia P. Luche, A cada quien su santo/La Rosa de Guadalupe, Laura, Cosas de la vida , y los mismos que creen que ver el noticiero de las 10 con López-Dóriga es estar informado.

En otras palabras, Televisa agarró una cinta e intentó convertirla en telebasura para rellenar su barra de películas y entretener al público que siempre consume todo lo que le ponen en la cara. ¡Así de corriente fue el doblaje!

No fue un buen doblaje. El doblaje tiene que intentar respetar el contenido de la cinta, pero aquí fue al revés, pues la parte chistosa era el doblaje en sí, lo que estaba robándonse el carisma de los personajes. Todo esto por las frases mexicanas insertadas a la fuerza en personajes que decían otra cosa completamente distinta al significado, por ejemplo, de "Órale, pues", o "Me estás choreando". Al final, la película pierde su rumbo y pierde también el sello de Baron Cohen. Si la ven en su idioma original, y además sin censura, notarán que es otra película completamente diferente a la que vieron en Canal 5.

Y por último, ¿habrá entendido el telespectador promedio que la misoginia, el racismo, el machismo y la homofobia de El Dictador era en realidad una forma de criticar a estos mismos problemas sociales? O quizás el televidente ni siquiera se dio cuenta, pues alguien que está acostumbrado a ver Televisa y TV Azteca, ya está acostumbrado a los prejuicios y todo tipo de estereotipos denigrantes.

A mí, no sé si tengo un severo problema psicológico, pero me parece bizarro y altamente alarmante que en Canal 5 hayan transmitido una película como El Dictador que utiliza la misoginia, el racismo, el antisemitismo, la discriminación, el sexismo, y un largo etcétera, como una forma de crítica, cuando en más del 95% de la programación de Televisa se practica y se promueve (y es parte de su contenido televisivo) la discriminación, la homofobia, el racismo, el sexismo, el machismo, la misoginia, el elitismo y distintos estereotipos sociales, pero de verdad, los practica de verdad. Televisa no critica estas aberraciones, sino que es parte de su contenido.

Por ejemplo, la misoginia en Televisa abunda en cada uno de sus rincones, y no, no son misóginos de forma satírica, son misóginos porque en verdad son misóginos. Increíble. Es la doble moral llevada al límite. Es la muestra de que a Televisa le falta, entre otras muchas cosas, valores. Pero valores de verdad, no valores de mentira como los que dice tener y dice "promover" con su pseudofundación Televisa.

Qué manera de echar a perder una película. Qué manera de mostrar tu doble moral.


El Dictador original.


Foto | Especial


El 'mexicaneo' de películas en Canal 5 El 'mexicaneo' de películas en Canal 5 Reviewed by Pepe Pilato on 20:22 Rating: 5

2 comentarios:

  1. Respuesta al comentario abajo en Facebook:

    Bien, culpo al estudio, pero la televisora también mete su cuchara.

    ResponderEliminar

Con tecnología de Blogger.