El círculo vicioso que no puede romperse

La Seleccion Mexicana de futbol empató ante la Selección de Chile en partido amistoso | Ximinia

Sin una idea clara en el campo, el Tricolor saca un empate ante Chile, con lo que se reabre oficialmente el negocio del futbol mexicano.

Ha comenzado ya, como cada cuatro años, como cada ciclo mundialista, el negocio de Televisa y TV Azteca, también conocido como Selección Mexicana, quien ante Chile, comenzó su camino de "preparación" rumbo al Mundial de Rusia 2018 --no, nadie piensa en la Copa América ni en la Copa Oro, esos torneos a nadie le importa; México siempre aspira a lo más grande, no importa que no tenga ni la más mínima oportunidad de conseguir el Mundial--.

Además del sueño mundialista de cada cuatro años --o mejor dicho, el engaño mundialista de cada cuatro años--, también dio inicio la "renovación" del Tricolor, lo cual también es un vil engaño, una enorme mentira; al rato, en Rusia 2018 (si es que México califica[!]), estarán los mismos de siempre salvando el barco semihundido: Cuauhtémoc Blanco, Carlos Salcido, Rafael Márquez, "Maza", ¡Omar Bravo!, y Francisco Palencia, quien regresaría del retiro a petición de la FMF... Digo, si Justino aún continúa en su cargo, todo es posible en el futbol mexicano, ¿no?

Se supone que México busca nuevos jugadores para ir al próximo Mundial con más frescura y con nuevas y mejores armas, por eso Miguel Herrera ha comenzado a abaratar al equipo nacional con llamados para dizque "observar" a los jugadores, ¿y que no se supone que a una Selección nacional van los mejores, los que en mejor momento se encuentran y los que se hayan ganado la convocatoria y los consagrados futbolísticamente? Ahora resulta que la Selección se utiliza para "probar" jugadores y para ver "cómo se desenvuelven", ¡Por favor! Si por eso estamos como estamos, si por eso es lo mismo cada cuatro años. ¡Esto es un maldito mercado de verduras! El día que México tenga una liga de verdad y una Selección nacional de verdad, ahí sí hay que pensar en ganar de verdad, ¿verdad, Emilio?

En fin. Mientras Justino (¡que todavía continúa en su cargo! No se fue, y no se irá hasta... No sabemos cuándo se irá) prepara las cuentas del banco y los contratos con las televisoras (quienes también ya han dado inicio al circo), pues la Selección mexicana también dio inicio a lo suyo, que es jugar mediocremente y sin una idea futbolística aún clara. Herrera, desde que tomó al equipo, anda buscando un estilo y una idea y un funcionamiento, pero así ha sido siempre, y nunca se encuentra un nivel óptimo --el único que lo consiguió por tiempo fue La Volpe, pero su bipolaridad lo terminó por traicionar--, y durante cuatro años el discurso será el mismo, y entre buenos y malos partidos, así nos la llevaremos --hasta que San Vicente los califique al Mundial--. No hay nada que cambie el círculo vicioso del futbol mexicano, nada.

México empató ante un Chile que tuvo llegadas pero sin peligro, no así el equipo mexicano, que fue quien tuvo las más claras de todo el partido, pero como siempre, se cansaron de fallar. El cuadro mexicano pudo ganar el partido, pero sus terribles fallas frente al arco nuevamente fueron factor para decir "no ganamos, pero jugamos mejor que el rival". Ajá, sí.

Fue un partido regular, donde el primer tiempo fue mejor que el segundo. Sin goles y con pocas emociones, fue un partido que intentó salir de lo molero, y no fue un juego molero como tal, pero cerca se quedó. El que sí será un partido molero, molerísimo, es el del próximo martes, donde el poderoso equipo de México enfrentará a Bolivia, quien fue goleado 4-0 por Ecuador. Y si la potencia Ecuador goleó a Bolivia, entonces México tiene que hacer desaparecer del mapa a los bolivianos --o sea, también ganarle pero con mayor diferencia de goles--.

Y luego se vienen un par de partidos que nadie sabe contra quién serán --seguramente contra los fantasmas del pasado--. Pero después, se viene un amistoso ante Holanda, allá en Holanda, donde el ganador de dicho partido avanzará a los Cuartos de Final del Mundial 2018, según anunció la FIFA. Además, si México gana el partido, la FIFA quitará el penal a favor de Holanda en el Mundial pasado, y entonces oficialmente no habrá sido penal.

Hablando del equipo mexicano, pues no vimos grandes cosas, y ni siquiera parece que haya un intento de buscar cosas nuevas, o renovar algo, en realidad se trata de la misma cortina de humo de siempre. Y ya no sé por qué hablo de éste negocio. Se acabó, nos vemos.



Foto | Getty Images


El círculo vicioso que no puede romperse El círculo vicioso que no puede romperse Reviewed by Pepe Pilato on 21:40 Rating: 5

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Cada mensaje que nos llega de ustedes, cada mensaje que se publica en Ximinia, lo leemos y (en el 99% de los casos) lo respondemos. Por favor, sigan escribiendo, solo pedimos buen criterio. Aquí hay lugar para casi todo: réplicas y contrarréplicas, críticas y datos duros, sugerencias de lecturas, humor, muestras de inconformidad y de indignación y, por supuesto, bromas. Solo pedimos civilidad y respeto .

Para insertar una imagen en el comentario, utilice el código [img]URL de la imagen[/img]

Con tecnología de Blogger.