El espectáculo del Super Bowl XLIX

Patriotas de Nueva Inglaterra, Campeón ¿mundial? del Super Bowl 49, al vencer 28-24 a los Halcones de Seattle | Ximinia

Espectacular, emocionante y apasionante. El Super Bowl es más que un evento deportivo.

Espectacular el Super Bowl XLIX, aunque no entendí muy de qué se trataba todo el asunto, pero lo poco que comprendí, me pareció realmente espectacular. Al final de cuentas, el Super Bowl es más un espectáculo que un evento deportivo (así que no es necesario saber de dicho deporte para poder verlo, como muchos que lo ven nomás para sentirse parte de algo).

Con un final dramático y muy emocionante, los Patriotas de Nueva Inglaterra se coronaron Campeones del Mundo del Super Bowl 49, al venc... Esperen, ¿qué? ¿Campeones del "mundo"? ¿Desde cuándo la NFL es un mundial de futbol americano? Pues según ellos, Nueva Inglaterra es Campeón Mundial del Super Bowl (?), al vencer 28-24 a los Halcones marinos de Seattle, en un juego donde curiosamente más de medio mundo estaba viéndolo, porque "curiosamente" a todo mundo le gusta el futbol americano y además le entiende (!?).

Pues bueno, el evento deportivo donde Estados Unidos hace como que sólos ellos lo ven, se llevó a cabo en Fínix, Arizona, allí donde han muerto muchos migrantes latinoamericanos al intentar cruzar la frontera hacia los Estados Unidos de América. Se trata del Súper Tazón, un nombre que dejó de ser ridículo gracias al imaginario colectivo mundial --y gracias a la manipulación mercadológica de los gringos--. Y dicho sea de paso, es el evento deportivo con la premiación más bizarra del mundo, ¿a poco no?

Como decíamos, fue un verdadero espectáculo. No sólo por lo que sucedió en la cancha, sino por el Super Bowl en sí; más que una Final deportiva, es un evento donde sobresale el espectáculo y la comercialización mediática. Por ejemplo, la Final de la Copa del Mundo es un evento deportivo como tal, pero el Super Bowl es más que eso, es más que un juego de futbol, es más que un deporte. Por eso el mundo ama tanto a los estadounidenses, porque son simplemente geniales --por eso Ayn Rand se excitaba tanto cada vez que hablaba de Estados Unidos--.

El cantante John Legende cantando God Bless America, en el Super Bowl XLIX 2015 entre Patriotas de Nueva Inglaterra y los Halcones Marinos de Seattle | Ximinia
"Dios bendiga a América". ¿A cuál de todos los miles de dioses que existen te refieres?

Pre-Show
Y el circo primermundista comenzaba con el ya famoso patriotismo estadounidense, sí, ésta parte donde salen militares por todos lados, soldados por doquier, gente extremadamente blanca, y negros sistemáticamente discriminados en los alrededores. Por supuesto, no podían faltar las armas de destrucción masiva que sirven para matar humanos, como los aviones que pasan sobre el estadio, o los tanques y otras armas que representan la idiosincrasia y cultura del estadounidense. En otras palabras, la identidad de los estadounidenses está basada en la apología de la guerra, en el belicismo. Por eso son tan fregones.

Para comenzar con la ceremonia de apertura, apareció el negro John Legend, cantando una canción única y diferente: "God Bless America". Efectivamente, una canción que no habla sobre Estados Unidos y su narcisismo, sino de todo el continente americano, pues con esto la NFL quería incluir a toda América en su evento. Cuánta hermandad e igualdad se respiró en el Super Bowl 49, el Super Bowl de toda América. El Super Bowl que unió a todo un continente.

Luego de que Juan Leyenda terminara de interpretar el himno del continente americano --que por cierto, Legend siempre tiene cara de calenturiento--, apareció la guapisisisísima, hermosisisísima, preciosisisísima Idina Menzel (que por cierto, para los que no sepan, es mujer), que interpretó el Himno Nacional de los Estados Unidos de Norteamérica, nomás para que supiéramos que se trataba de un evento estadounidense, porque las referencias estadounidenses en dicho evento son casi nulas.

Y después de tantos numeritos sin sentido, llegaría por fin el inicio del partido, que daría comienzo con el famoso volado. El volado es un mecanismo muy complejo que sirve para elegir al equipo que dará la patada inicial, y en este caso el ganador fue Seattle, aunque después se lo cedió a Nueva Inglaterra.

La patada inicial
Y entonces daba inicio el Super Bowl XLIX, el evento anual donde el mundo alimenta el ego de Estados Unidos, y donde todo mundo, "casualmente", siempre tiene un equipo de la NFL y que, "casualmente", ese equipo es el que está jugando el Super Bowl. ¡Dios, mátanos ya, mátanos! ¡Mátanos con el asteroide más grande que tengas!

Seattle intentaba igualar lo que sólo Pumas y León han hecho en el futbol mexicano: ser Bicampeones. Para lograr tal objetivo, tenían que pasar por encima de los legendarios Patriotas de Nueva Inglaterra, quienes tienen más finales que el Cruz Azul, pero a diferencia de La Máquina, los Patriotas por lo menos han ganado tres, y consiguirían la cuarta estrella ante unos Halcones que, cuando el destino les había tendido la mano, regalarían el Campeonato de la manera más amateur posible.

Patriotas de Nueva Inglaterra vs. Halcones Marinos de Seattle, en el Super Bowl XLIX 2015 | Ximinia
Esto sí es rudeza, esto sí es deporte de hombres, y no putas en lencería.

No pasaría mucho durante el 4to. Cuarto --de hecho, me levanté al baño varias veces, regresaba y seguía sin ocurrir nada--, y sería hasta el 3er. Cuarto cuando caería la primera anotación de no sé quién, sólo sé que Patriotas estaba ganando 7-0 la Final Mundial del Super Bowl. El padrote Tom Brady se había acercado a José Montaña (también conocido como Joe Montana) como el QB con más pases de anotación en un Super Bowl, algo realmente relevante pues esto estaba ayudando a erradicar la pobreza en América Latina.

Pero más tarde --ya cuando regresé del baño por octava ocasión--, Seattle empataría las cosas, no sin antes sufrir una pérdida, cuando uno de sus jugadores (que no sé cómo se llama) se fracturó la mano izquierda, y por si fuera poco, era un jugador negro; dos desgracias en una. Pero a pesar de la lesión de un jugador, los Halcones empatarían y comenzarían a dominar a los Patrioteristas de Nueva Inglaterra gracias a la revelación del receptor Matthews, un negro que estaba imitando la supremacía de los blancos, pues estaba siendo el héroe del partido.

Seattle estaba maniatando a los hijos de Belichik, pero no sin antes con un ligero despertar de los Patriotas. Es así que el partido se va el descanso eterno del medio tiempo con el marcador empatado a 14.

Y como todos sabemos, el medio tiempo del Super Bowl no es como los demás... Mejor dicho, ningún evento deportivo es como el Super Bowl, para qué nos hacemos. En esta ocasión, el espectáculo del medio tiempo correría a cargo de la bisexual Katy Perry, quien haría vibrar a medio mundo con un performance que tuvo de todo, menos presencia vocal. Y aunque la intención hubiese sido mostrar talento vocal, Katy Perry no tiene una gran voz; es sólo una cantante pop que sabe vender muy bien.

Half-Time Show: Katy Perry y su infantilería
Es cierto que el medio tiempo del Super Bowl es un espectáculo donde se vale de todo --hasta montar un circo como Katy Perry lo hizo--, pero de un tiempo a la fecha, los medios tiempos destacan más por el performance que por el talento vocal. La misma Madonna, Black Eyed Peas, Bruno Mars, entre otros tantos que ya no recuerdo, y ahora Katy Perry han hecho más ruido en base al espectáculo coreográfico y despligue técnico en el campo de juego.

Recuerdo a Tom Petty, U2, Paul McCartney, los Rolling Stones y hasta Bruce Springsteen haciendo gala de su talento vocal y musical, dejando un poco de lado el show visual, y nadie se quejó porque estos tipos supieron iluminar el espectáculo del medio tiempo con su voz. A diferencia de Katy Perry, que medio cantaba y medio presumia su corto alcance vocal. Es decir, el show de Perry se basó más en el espectáculo de luces y sonido, y si cantaba o no, eso poco importaba. Así, el espectáculo de medio tiempo le hizo honor a su nombre, porque sólo vimos espectáculo como tal.

Para que se den cuenta de lo que estoy hablando y para que se entienda mejor, el mejor medio tiempo hasta el momento, según los medios y el público en general, ha sido el de los Black Eyes Peas, del Super Bowl XLV, y que fue un show de pura coreografía y juego de luces y sonidos. Así que no sorprende que Katy Perry sea haya llevado las palmas de todo mundo.

En mi muy humilde opinión, el último gran espectáculo de medio tiempo en un Super Bowl, ha sido el de Tom Petty, en el Super Bowl del 2008, ese sí que fue un espectáculo musical que a mí en lo personal me dejó muy emocionado (y creo que The Rolling Stones también dieron un gran show, pero a mí me gustó más Petty). Pero bueno, en lugar de músicos consumados y un entretenimiento más artístico, vimos a Katy Perry en una especie de show infantiloide y con más coreografía que el Circo del Sol. Fue espectacular y muy bien montado --en el principio, porque después se fue cayendo, a mi parecer--, pero fue un espectáculo superficial, que tenía como objetivo hacer vibrar al público y hacer del medio tiempo un show espectacular (que es la escencia del espectáculo de medio tiempo) con ruido visual, pero sin brillantez artística.

Además, si la NFL quisiera darnos un espectáculo de verdad, contratarían a Rammstein para amenizar el Super Bowl, ¿se imaginan a esta banda en el medio tiempo del SB? Eso sí que sería el espectáculo más grande sobre la Tierra. Pero no creo que los arios acepten tal cosa.

La señorita Katy Perry inició el show con una entrada donde aparecía cabalgando un león gigante, luego aparece Lenny Kravitz --que se desprestigió al aceptar ser plato de segunda mesa, pues la anfitriona era Katy Perry, tomando en cuenta la trayectoria de Kravitz, digo yo--, y después aparece en escena Missy Elliot, ¡tanto que extrañaba la música a Missy Elliot! Y por fin apareció, aunque no sabemos si estaba cantando, porque al igual que Katy Perry, estaba haciendo como que cantaba. Más tarde, Katy Perry aparece bailando en una especie de show tipo Dora la exploradora, y al final termina volando en una estrella fugaz, de donde no se cayó, aunque yo quería que se cayera y se matara, para así ver un espectáculo mucho más grande, pero lamentablemente salió ilesa.

Muchos miran el Super Bowl nomás por ver el show del medio tiempo, así que estoy seguro que muchos ya no siguieron viendo el juego, pero yo sí. Y vaya que fue un final de alarido.

El Super Bowl que hizo historia
Luego de dos primeros cuartos hasta cierto punto parejos, donde ambos equipos estiraban y aflojaban, llegaría el momento cumbre cuando Seattle tuvo el título en sus manos, pero lo dejó ir de la manera más infantil; prácticamente regalaron el Campeonato.

Gif animado del receptor Jermaine Kearse de Seattle Seahwaks, en el Super Bowl XLIX, donde Patriotas de Nueva Inglaterra se coronó Campeón Mundial | Ximinia
¡No mames!

Antes de que Patriotas lograra interceptar el pase que hubiera sido el Bicampeonato para Seattle, hubo una jugada increíble que le daba vida a los Halcones, cuando Jermaine Kearse logra atrapar la pelota cayéndose y además con carambola; le rebotó en todas partes del cuerpo hasta que le cayó en las manos. Obviamente esto fue obra del mismísmo Dios, que por si usted no lo sabe, Dios es estadounidense, y se hizo presente en el Super Bowl 2015, una prueba más de su existencia fue esta ayuda que le regaló a Seattle.

Pero Seattle, aparentemente ateístas, no aceptaron el regalo divino, y cuando había que rematar a unos Patriotas que estaban dando patadas de ahogado, resulta que el lanzador, en lugar de correr a su derecha (o a su izquierda o hasta saltar por encima de la barerra), decide lanzar un pase al centro donde estaban dos jugadores de New England, y fue Malcolm Butler quien logró interceptar el balón y sentenciar así la victoria para Patriotas y conseguir el cuarto Campeonato en su historia. En otras palabras, una babosada de los Halcones le dio el triunfo a los Patriotas.

Simplemente increíble lo de Seattle. Quisieron ganar el Super Bowl con carambola y fantasía, cuando pudieron haber tomado el camino más fácil. Increíble.

Y cuando ya no había nada qué hacer, Seattle y Patriotas se agarraron a golpes para ahora sí terminar de redondear el espectáculo. Golpes y patadas entre todos; trancazos y puñetazos en los huevos, en la cara, en los ojos y donde se pudiera, ¡eso es a lo que yo llamo espectáculo de verdad! Lástima que la bronca no duró mucho, y además, al puro estilo del arbitraje mexicano, sólo hubo un expulsado (?).

Patriotas de Nueva Inglaterra, Campeones del Super Bowl XLIX 2015 | Ximinia
¡Campeones del mundo!

Y entonces Patriotas de Nueva Inglaterra eran Campeones del Super Bowl XLIX. Tom Brady y Bil Belichik entraban a los libros de historia del futbol americano. 28-24, un partido parejo que pudo haberlo ganado Seattle pero que milagrosamente lo dejaron ir, en complicidad con la intercepción del humano negro Butler.

Premiación
Las premiaciones en los Súper Tazones siempre me han parecido muy raros. Los primeros en aparecer siempre son los asquerosos dueños extremadamente blancos, y al final el entrenador y luego los jugadores, cuando la gloria total deberían llevársela los jugadores, quitar a esos viejitos blancos y a Roger Goodell, el tirano misógino que vive sus últimos días en la NFL. Y por si fuera poco, el propio Goodell la hace de entrevistador y toda la cosa, es como si Decio de María se pusiera a entrevistar a los jugadores en la Final de la Liga MX.

Fue así que apareció el dueño de los Patriotas y su hijo, todos ellos blancos, para que luego subieran al estrado el coach Bill Belichik y su hijo adoptivo Tom Brady, y el resto de los jugadores quién sabe, porque ya no vi qué más pasó.

Y es así que otro Super Bowl ha terminado, donde nuevamente los estadounidenses nos han dado la muestra de cómo se combina magistralmente deporte con espectáculo. Un auténtico espectáculo.



Fotos | Getty Images/AP


El espectáculo del Super Bowl XLIX El espectáculo del Super Bowl XLIX Reviewed by Pepe Pilato on 20:45 Rating: 5

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Cada mensaje que nos llega de ustedes, cada mensaje que se publica en Ximinia, lo leemos y (en el 99% de los casos) lo respondemos. Por favor, sigan escribiendo, solo pedimos buen criterio. Aquí hay lugar para casi todo: réplicas y contrarréplicas, críticas y datos duros, sugerencias de lecturas, humor, muestras de inconformidad y de indignación y, por supuesto, bromas. Solo pedimos civilidad y respeto .

Para insertar una imagen en el comentario, utilice el código [img]URL de la imagen[/img]

Con tecnología de Blogger.