El triunfo de Donald Trump es un chiste de mal gusto

Donald Trump gana las elecciones y es el nuevo presidente de Estados Unidos, 2016 | Ximinia

Los ciudadanos estadounidenses que votaron por Donald Trump, jamás se percataron de que estaban eligiendo a la versión accidental del talibán.

Cuando me enteré de que Donald Trump se había lanzado como candidato para la presidencia de los Estados Unidos, me pareció irrisorio y, como todo mundo, nunca me lo tomé en serio; personajes como Donald Trump, que se postulan para un puesto político, aparecen todo el tiempo, y Trump era uno más de esos curiosos e inofensivos personajes.

Cuando escuché sus posturas y propuestas, pensé: "este tipo es un completo chiste; está loco de remate. Ninguna persona votaría por un candidato de esta naturaleza". Y me quedó claro, en aquel entonces, que para él su candidatura era sólo un rato de diversión; pues creí, ingenuamente, que hablar sobre expulsar a los musulmanes del país, legalizar impunemente las armas, tachar a los indocumentados (especialmente los mexicanos) de criminales y proponer sacarlos del país, decir que las mujeres son de segunda, romper relaciones con el primer país que lo contradiga, descalificar a los demás candidatos de manera infantil, y un sinnúmero de disparates más, era un suicidio, era autoeliminarse de la contienda.

Mientras las elecciones iban tomando forma y la baraja de candidatos se reducía, Donald Trump, increíblemente, continuaba en la batalla, y sus ideas, cada vez más absurdas, comenzaban a llamar la atención de todo el mundo. Aún así, todos (y me incluyo) seguían pensando que Trump era un chiflado que en cualquier momento sería derrotado por la coherencia y la sensatez de otros candidatos. Eso nunca sucedió; Donald Trump, de manera inverosímil, se coló hasta la contienda final por la presidencia del país. Donald Trump estaba compitiendo por ser presidente de los Estados Unidos al lado de Hillary Clinton.

Las preocupaciones en Estados Unidos comenzaron a surgir, pero ya era demasiado tarde --la prensa comenzó a decir que Trump no podría ser presidente porque es una persona emocionalmente inestable. ¿Por qué no lo dijeron antes? Eso era obvio--. Si Donald Trump había llegado hasta esas instancias, era porque había conectado con personas de su mismo nivel de ignorancia. Le había dado voz a los estadounidenses más retrasados, y sobre todo a los retorcidos, ya que Donald Trump llamó la atención de grupos racistas y hasta del Ku Klux Klan.

Y es que para simpatizar con Trump, hay que tener una visión muy reducida del mundo y estar lleno de prejuicios, prácticamente cerrado a cualquier idea humanista. El pueblo que eligió a Trump, es el pueblo más retrasado intelectualmente de los Estados Unidos. Es el pueblo impresionable, retrógrada, supremacista, xenófobo y megalómano. El pueblo ultra conservador. El pueblo ignorante. En otras palabras, Trump ganó gracias a los más incultos de Estados Unidos, que de manera avasalladora, se impusieron ante los más pensantes.

Los debates fueron muestra clara de quién debía de ser presidente, y hasta llegué a pensar que eso era suficiente para que la gente se diera cuenta del nivel de persona que era Trump. Otra vez fui ingenuio.

Hillary Clinto, candidata presidencial partido demócrata, 2016 | Ximinia
En estas elecciones, no había que decidir, había que votar por Hillary Clinton.

Hillary Clinton tiene toda una vida de experiencia política; su esposo fue presidente. Tenía propuestas claras y no había nadie más preparada que ella... Donald Trump no tiene la más mínima capacidad para ser presidente, y no hace falta dar más explicaciones. Carece de preparación y experiencia política. En cuanto a nivel mental y emocional, es un desastre. Donald Trump no piensa, más bien actúa según las circunstancias.

El día de las elecciones llegó, y desde el primer momento Donald Trump se fue a la cabeza. Estado tras estado, Trump arrasaba. No habría muchos movimientos al final del día; Donald Trump ganaría sin despeinarse. Por la noche, desolación total: Donald Trump era el nuevo presidente de los Estados Unidos.

Lo que comenzó siendo una anécdota más en la vida pública de Donald Trump, terminó convirtiéndose en el futuro de Estados Unidos y posiblemente del mundo.

Hasta el último instante en verdad pensé que, en un país históricamente tan avanzado, de primer mundo, que es la gran potencia mundial, Hillary Clinton ganaría sin complicaciones, porque para mí me era imposible aceptar que hubiera más analfabetas que gente inteligente en un país tan funcional. Pero con el triunfo de Trump me queda claro que Estados Unidos tiene serios problemas sociales.

Es simplemente irreal la victoria de Trump. Es de no creerse. Lo que estamos viviendo es como salido de una película de Tim Burton. Sólo en las cintas de Burton era posible que un personaje como Donald Trump fuera presidente. Cuando la realidad supera la ficción, ¿no?

Nunca entenderé cómo es que a alguien como Donald Trump, cuando comenzó a escupir sus retorcidas ideas, se le permitió seguir en campaña. En México, por ejemplo, si un candidato se postulara para presidente, y sus ideas fuesen similares a las de Trump, posiblemente no llega al final. Y eso que estamos hablando de México. Pareciera que a la sociedad estadounidense le importa poco/nada que una persona promueva (de la manera que sea) distintos tipo de odio, y pareciera también que no se toma en serio las candidaturas presidenciales; lo de Trump se pudo haber evitado si hubiera más capacidad de reacción ante este tipo de personajes. Pero esa reacción sólo aparece cuando te importan las minorías, cuando te importa rechazar los distintos tipos de racismo y discriminación.

Donald Trump, ya avanzadas las campañas, continuaba con sus discursos de odio y discriminación, y aún así la población estadounidense no reaccionaba como en otros países. Quizás pecaron de ingenuos y creyeron que Trump no llegaría lejos.

Estamos hablando de cuatro años donde Donald Trump intentará imponer una dictadura, porque en su campaña eso era lo que promovía, una dictadura. En cuatro años podría suceder cualquier cosa, y como es imposible razonar con Trump, lo único que le queda a los países es resistir, sobre todo a la reelección, porque no duden que Trump se reelegirá, pero no creo que Estados Unidos cometa el mismos error dos veces --sí, los estadounidenses demostraron ser unos idiotas al reelegir a George Bush, pero nada se compara con Donald Trump, ¡ni George Bush!--, y menos el Partido Demócrata, que espero haya aprendido los sendos errores que cometió.

Mientras tanto los estadounidenses, incluyendo a los que votaron por Trump, deberían (y deberíamos) irnos preparando para lo peor. Ya lo dijo el New York Times: "Donald Trump llevará a Estados Unidos al precipicio". Si como habla, gobierna, entonces denlo por hecho.

Los estadounidenses no saben a quién eligieron como presidente. Yo les digo a quién eligieron: a un demagogo, ególatra, reaccionario, mentiroso, calumniador, adulador, amenazador, descalificador, intolerante, xenófobo, machista, sexista, racista, discriminador, incompetente, mañoso, patán, cínico, hipócrita, perverso, engreído, paranoico, pedante, canalla, terco, tramposo, manipulador, celoso, ignorante, abyecto, megalómano y poseedor del peor peinado del mundo.

Ese es su presidente. Donald Trump.



El triunfo de Donald Trump es un chiste de mal gusto El triunfo de Donald Trump es un chiste de mal gusto Reviewed by Pepe Pilato on 19:38 Rating: 5

8 comentarios:

  1. Tu artículo es estúpido y muy hipócrita. Si ganaba Clinton significa que había ganado la parte intelectual?.

    El tipo tenia todo en contra y termina arrasando, pasándose por el rabo al lobby feminazi que hundió la campaña de hilary al apoyarla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece que esta elección se trató sobre elegir al menos peor, y esa era Hilary. Hilary no era la mejor opción, de hecho, creo que ante otro candidato, ella hubiese perdido. Pero como estamos hablando de que su rival era Trump, me parece que lo lógico, lo obvio, lo natural, era elegirla a ella, no al cavernícola de Trump.

      Hilary no representaba la parte intelectual ni la parte feminista, eso se fue por la borde cuando la primordial era evitar que Donald llegara al poder. Pero tristemente la historia fue diferente.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Pero no sé porque siguen creyendo que Trump va a dejar a USA en ruina, así como pensaban que nunca ganaría la presudencia,así de equivocados van a estar con ese pronóstico de que Trump va a hundir a EUA,y de racismo ni hablamos porqur incluso tu en este blog haz hecho comentarios racistas y clasistas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo hundirá como en las películas, pero sí que causará un impacto. Y no sé a cuáles comentarios racistas te refieres, porque cualquier comentario racista, homofóbico o lo que sea, es mera sátira.

      Eliminar
  3. en tus articulos te refieres a los mexicanos como gente ignorante, floja que solo se conforma con ver mierda en tv, porque en usa pensarian distinto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues porque lo son, a menos que tengas argumentos que demuestren lo contrario.

      Eliminar
  4. Desee el año pasado sabía que ganaría Trump. Hay un grupo económico poderoso que trata de imponer reglas cada vez menos democráticas de comercio. Ya van por todo. Están detrás de la caída de la religión en los países del primer mundo. Luego en las guerras del petróleo y ahora intentan tomar colocar reglas más controlables para la Internet y el comercio. El TPP y TIPP tratados que Obama no pudo imponer rápidamente en los países que habían elegido como pilotos los convenció que era la hora de alguien más radical

    ResponderEliminar
  5. Como ganó Trump? Fácil. Primero convenció a la gente que la tibieza demócrata no podría defenderlos de ataques terroristas.( Y paradojicamente cada vez que Obama andaba fuera u ocupado en cosas superfluas había algún ataque terrorista en Europa, aislado, sin objetivo. O una matanza,algun islámico loco en casa.
    Convenció a los blancos pobres que les daría el trabajo de los inmigrantes
    Convenció a la clase media( jajajaja ,paradojicamente con una gran mayoría de latinos arribistas) que pagarían menos impuestos al disminuir la ayuda social que disfrutaban sobretodo los hijos de inmigrantes.
    En suma apeló a la codicia de la gente y a su miedo. Con ello basto para que lo demás no importara.
    Que no se reelegira Trump,jajaja. Anota. Lo hará. Lo reelegira porque no tiene escrúpulos. Elevará la economía norteamericana. Muchos países se arrodillaran. Se unira a Putin e iniciará el cerco económico a China. La gente tendrá más dinero,pero a que precio. Norteamerica nunca más podrá verse al espejo.
    Han elegido al Papa negro. La democracia es la religión de este tiempo....

    ResponderEliminar

Con tecnología de Blogger.