Mexicanos al grito de homofobia

El gritar "puto" en los estadios refleja la homofobia, machismo y misoginia que cubre a la sociedad mexicana.

¿Qué peor insulto puede haber para una persona que decirle "puto"? Esa palabra encierra muchas cosas, y entre las principales se encuentran: cobardía y una sexualidad anormal, porque ser "puto" no es normal, y por ello el puto es digno de ser blanco de todo tipo de burlas y vejaciones... Esta acepción, asquerosamente plagada de prejuicios e ignorancia, es la que originó el famoso cántico de los aficionados mexicanos en los estadios, el "¡putooo!", y que se ha vuelto tan común como gritarle "ciego" al árbitro.

No es para nada raro que haya sido México el creador de tal "porra". El "Eeeh... ¡putooo!" es sólo el reflejo de una sociedad atrasada en muchos aspectos; en un país con una cultura altamente homofóbica, machista, sexista y misógina, donde la precaria educación es casi el sello destintivo de dicha sociedad, era casi natural que surgiera tal grito de guerra. Este insulto es cosa de todos los días, pero magnificado, empacado y exportado a todo el mundo, nunca se había visto.

Todo esto viene a que la FIFA ha decidido sancionar (una vez más, pero ahora con ultimatum) a la Federación Mexicana de Futbol por el grito antes mencionado que los aficionados mexicanos han adoptado como una forma de apoyo hacia la Selección Mexicana --aunque, claro está, este grito lo escuchamos cada semana en la liga local--. No es la primera vez que la FIFA lanza una advertencia, pues el año pasado la FMF fue multada con 20 francos suizos (algo así como 395 mil pesos), pero de nada sirvió, ya que la FMF no hizo nada al respecto. Ni si quiera se sonrrojó. Esta vez es diferente (o eso dice la FIFA), ya que el máximo organismo ha decidido advertir a la FMF para que elimine el grito, y en caso de que los finísimos aficionados mexicanos sigan haciendo el grito como si se tratara de la ola, la Selección Mexicana podría ser sancionada de la siguiente manera:

  • Ser penalizada jugando a puerta cerrada (para evitar los insultos hasta que estos desaparezcan)
  • No poder utilizar su estadio (en este caso el estadio Azteca)
  • Sufrir una anulación de 3 puntos (es decir, si México gana un partido pero los gritos prevalecen, entonces se le anularán esos tres puntos, aunque no sé cuántos partidos tendrían que pasar que esto suceda)
  • Ser descalificada de una competición oficial (la Copa Confederaciones y/o el Mundial, por ejemplo)

Más ejemplar por parte de la FIFA, imposible. El problema es ver si la FIFA tiene el valor para dar un golpe de autoridad y expulsar a México de una competición --ya que es más que claro que los gritos no van a desaparecer de la noche a la mañana, y más si una autoridad te ha dicho que te detengas, porque a los mexicanos les encanta romper las reglas y utilizar la ley como papel higiénico--.

Desde que tan vergonzoso grito surgió, se ha hablado mucho al respecto, se han vertido muchas opiniones, y como en todo, han sido opiniones a favor y en contra; las opiniones a favor van de lo ambiguo a lo absurdo, mientras que las opiniones en contra tienen más sentido, porque se basan en una realidad: el grito es ofensivo y con orígenes homofóbicos. El que opine que no es asì, que no es un grito homofóbico, es porque es mexicano.

El gritarle "puto" al portero cada vez que despeja un balón, alude a la homofobia. Punto, no hay más que discutir. Con esto sería suficiente para tomar conciencia y erradicar tal grito, y los que tendrían que tomar la iniciativa serían los propios aficionados, pero esto es imposible --es como pedirle al Vaticano que acepte públicamente que son homofóbicos--. Los que gritan tal cosa les falta educación y valores, si no, no gritarían un insulto tan bajo.

¿El término "puto" es homofóbico? ¡Por supuesto que lo es! Es una palabra que no requiere de interpretaciones, y ni mucho menos es posible sacarla de contexto, ¿o en qué otro contexto se puede utilizar tal palabra y que no signifique lo que signifique? "Puto" es un término despectivo hacia una persona homosexual. Yo no sé de dónde demonios sacaron eso de que "no es un grito homófobo ni discriminatorio, sino que es parte de nuestra cultura; es sólo una forma de molestar a una persona, y no implica necesariamente homofobia"...

Eee... Puto, el grito de los mexicanos en los estadios | Ximinia
Tres mexicanos heterosexuales que no son putos.

...Bueno, sí sé más o menos de dónde salió: de la sociedad misógina, machista y homófoba de este país; sólo los mexicanos educados bajo un manto de discriminación y homofobia, podrían creer que tal expresión es parte de su cultura y tradición; aunque de hecho, tiene mucho sentido: si educas a tus hijos haciéndoles creer que las personas gays son motivo de burla y discriminación, en una sociedad que además comparte los mismos prejuicios, crecerán con prejuicios acerca de los homosexuales, y como vivimos en una sociedad donde afortunadamente existen derechos para las personas homosexuales, tratarán de moldear sus prejuicios haciéndolos pasar como "costubre y tradición". Sólo en México.

El grito desde las tribunas sí es discriminatorio y homofóbico, no importa la intención con la que se diga, es homófobico, punto. De hecho, no debe existir algún tipo de intención, porque, como decíamos, la palabra por sí sola lleva implícita la homofobia. Y si la intención no es discriminatoria ni homofóbica, entonces, ¿por qué utilizan la palabra?

¿Por qué gritarle "puto" a un jugador? Según los aficionados mexicanos, que no saben lo que dicen, es para molestar al rival y denigrarlo utilizando una frase que lo cataloga como cobarde, afeminado o mujer. ¿No les digo? Los aficionados no tienen idea de lo que escupe su cerebro. Claramente la palabra hace alusión a una persona homosexual, es decir, para los aficionados un homosexual es un cobarde y digno de burla, carente de carácter y capacidad deportiva, y no contentos con eso, también le tiran al género femenino, ya que equiparan al jugador con una mujer, como si ser mujer representara algo negativo o que la mujer es inferior al hombre por el simple hecho de ser mujer.

Machismo, misoginia y homofobia en el mismo paquete. ¿En serio hay gente que cree que esto es parte de nuestra cultura? Lo hay, pero lo peor del caso es que estas personas pueden tener razón, ya que vivimos en una sociedad con alto grado de homofobia --de hecho, México es el segundo país a nivel mundial en crímenes de odio por homofobia, lesbofobia y transfobia (!)--, a tal grado que se ha impregnado en la educación que reciben los mexicanos, haciéndola parte de la cultura de éstos. Lo cual es terrible, porque esto nos habla de la pobre y precaria educación en la que crecen los mexicanos.

Y para que vean de qué estamos hablando, he escuchado a comunicadores sorprenderse por las advertencias de la FIFA, ya que según estos periodistas gritar "puto" no significa lo que significa, sino que es una forma popular que los mexicanos utilizan para divertirse en los estadios... ¡Por eso estamos como estamos!

Pero supongamos que el "puto" sí es parte de nuestra cultura y nuestras costumbres --que ya dije que sí podría serlo, pero no como otros rasgos culturales, ya que este grito surge, irónicamente, de la falta de cultura de los mexicanos--, ¡qué cultura más homófoba, insultante, grosera, vulgar y pobre en cuanto a contenido e intelecto! ¡Qué cultura más ruin! Decir que el "puto" es parte de nuestra cultura es como decir que la homofobia y la discriminación es parte de la cultura mexicana. ¿En serio vamos a sentirnos orgullosos por este "rasgo cultural"? ¿Tan pobre es nuestro desarrollo emocional e intelectual? ¿Tan sumidos en la ignorancia estamos?

Escuchar a comunicadores y público en general decir comentarios como el antes mencionado, sólo demuestra una indiferencia que los coloca al nivel de los que gritan "puto" en los estadios. Yo he escuchado, en programas deportivos, noticieros y demás, decir que "el público que grite lo que quiera (y a veces agregan el absurdo 'para eso pagan un boleto')", o cosas como "a mí no me parece que insulte a nadie, es sólo el público divirtiéndose", entre otras tarugadas más. Afortunadamente sí hay algunos periodistas y comunicadores que rechazan tajantemente el grito y lo condenan, pero tristemente no es la mayoría.

Este tipo de personas que se muestran indiferentes sólo reflejan su falta de inteligencia y un desconocimiento sobre la homosexualidad en la sociedad, además de una gran incapacidad para ahondar, profundizar y reflexionar sobre el tema.

Puto en los estadios de Mexico y el mundo | Ximinia
En México lo normal es ser homofóbico.

El término "puto" no es parte de nuestra cultura, es más bien un problema de la sociedad mexicana. Que este grito haya surgido y que haya gente que lo aplauda y lo defienda, debería avergonzarnos. Es un grito que nos pinta de pies a cabeza; que evidencía nuestra falta de educación, y que además crea una imagen de los mexicanos que es mostrada a nivel mundial.

Los mexicanos poseen una gran creatividad a la hora del esparcimiento, y aprovechando esta cualidad, se pudo haber creado algo más recreativo y saludable que el denigrante "¡putooo!". De hecho, esto no surge como una forma de divertimento como tal, más bien es producto de unos malintencionados que intentaban llamar la atención. Si mal no recuerdo, el ofensivo grito surgió en Guadalajara (una de las ciudades con más índices de homofobia, curiosamente también una de las ciudades más católicas [¿tendrá algo que ver?]), y no era más que una de las tantas estupideces de las barras que tienen secuestradas las tribunas del futbol mexicano. Al principio, no fue más que cosa de un sólo partido; una mera anécdota. Era como escuchar a un grupo de personas gritarle al árbitro que su mamá vendía su cuerpo, es decir, nada que no hayamos escuchado en los estadios, pero de repente se volvió viral, o sea, se propagó a todos los estadios del futbol mexicano, y el resto es historia. Como decíamos, debido a la homofobia que cega a los mexicanos, nadie se indignó o alzó la voz para que la gente se diera cuenta de que el grito era ofensivo, al contrario, lo encontrarón chistoso y divertido. Y aquí estamos, hablando de un tema que se tuvo que haber hablado desde un principio.

Un grito que promueve la discriminación, al tratarse de una palabra que encierra muchos significados despectivos, debería de evitarse en lugares con tantos receptores, muchos de ellos niños. ¿Cómo le explicas a un niño el significado de esa palabra y la razón por la cual al portero le gritan de tal manera? Si le dices la verdad, la explicación que decidas darle, de alguna u otra forma, te llevará a la conclusión de que ser homosexual no es normal y/o que no es socialmente aceptada. Y si le mientes, es decir, si le dices que "puto" no significa lo que significa, estarás creando a un sociópata, ya que crecerá con una idea errónea, y cuando se tope con el verdadero significado, habrá una confusión total en él. Si es capaz de cambiar su forma de pensar y aceptar las nuevas ideas, no habrá problema, pero ¿y si no es así?

Otra vez: por eso estamos como estamos.

Otra cosa que también habla muy mal de los mexicanos, es la reacción ante tal grito. Y es que tuvo que aparecer la FIFA para que nos diéramos cuenta de que el famoso grito en los estadios era insultante y contenía mensajes discriminatorios; la FIFA tuvo que salir para moverles el tapete a los mexicanos. Cuando el grito surgió, inmediatamente tuvo que haber una reacción de medios y sociedad, justo como la estamos viendo ahora, pero no fue así, nadie se percató (o no quisieron percatarse), hasta que la FIFA lo tomó más en serio.

Estas cosas por sí solas deben permear en el mexicano desde el primer momento que surgen, no es necesario que una autoridad extranjera venga a decirnos lo que está bien y lo que está mal, y mucho menos los intereses deportivos o de negocios tienen que estar en peligro para poner especial atención --como está sucediendo ahora, que como la Selección podría ser sancionada severamente, todos comenzaron a preocuparse--. Típico de los mexicanos: haciendo cosas malas que parecen buenas.

Y para que la cuña apriete, la reacción de la Femexfut no pudo haber sido diferente al del resto del pueblo mexicano. Cuando la FIFA advirtió a la FMF, ésta se tomó el tema medio en serio y medio en broma, como si no fuera algo importante, y no fue hasta que la FIFA recientemente le volviera a llamar la atención a la FMF para que ésta ahora sí se tomara el tema en serio, ya que ahora sí podrían haber consecuencias, y esas consecuencias podrían afectar las arcas de la FMF y las televisoras --jugar a puertas cerradas o ser expulsados de alguna competición importante--.

Lo peor del caso fue la forma tan espantosa en que la FMF reaccionó. El Secretario General, Guillermo Cantú, haciendo uso de ineptitud y enorme ignorancia, en lugar de agachar la cabeza de vergüenza y aceptar que el grito era absolutamente incorrecto, redactaron un documento para pelar la sanción de la FIFA. Así o más estúpido.

La FIFA sancionó a la FMF por el grito ya que por sí sólo era discriminatorio, pero además porque la FIFA había lanzado una campaña contra el racismo y la discriminación, y la sanción a la FMF era parte de esta campaña. Y la FMF la rechazó tajantemente. Lo más patético de todo fue la excusa: "Tenemos cierta base para pedir una apelación, yo creo que el diálogo y el entendimiento entre las partes (es importante), sobre todo el poder nosotros explicar culturalmente algunas de las palabras que tienen varios significados dentro de nuestra cultura. Es importante que el mundo y obviamente FIFA puedan entender el contexto de algunas de las cosas".

Básicamente, es la misma estupidez que los aficionados argumentan; que el grito no significa lo que significa, y para que se entienda es necesario hacer algunas aclaraciones sobre la cultura mexicana. Pues que las dé, porque yo, que soy mexicano, sigo sin entender este "irreverente" rasgo cultural. Lo curioso del caso es que, ahora que la FIFA ha puesto nuevas advertencias sobre la mesa, la FMF no ha rechazado nada y ni apelado nada, ¿pues que no el grito era parte de nuestra cultura? Deberían de decirle a la FIFA, ¿no?, para que la gente siga gritando "puto" en los estadios sin ningún problema. ¿O es que acaso de la noche a la mañana dejó ser cultura y ahora sí se convirtió en homofobia y discriminación? ¿Seguirá pensando Guillermo Cantú que el grito no significa lo que significa?

Si los propios miembros de la FMF no tienen la capacidad de profundizar sobre el tema y tomar cartas en el asunto, y si ni siquiera les interesa la opinión de los expertos, ¿qué otra cosa podríamos esperar de los aficionados? Esto, la reacción de la FMF y el futbol mexicano, es otra muestra más de los tremendos y abominables prejuicios de la sociedad mexicana. Que la FMF haya salido a quejarse, nos habla de que la homofobia y discriminación están en todas partes.

Una vez más, la FMF demuestra que no tiene tacto más que para los negocios. Al igual que la sociedad mexicana, no está tomando medidas para erradicar (demasiado tarde diría yo) el insultante grito porque en realidad le importe lo que dicho grito signifique y el daño que causa a nuestra sociedad, sino porque ahora sí el negocio podría verse afectado. Es decir, la FMF toma medidas y hace algo porque vio que ahora la cosa sí va en serio, cuando desde un principio debió hacer algo para cuidar la imagen del deporte, la imagen de los mexicanos y evitar que el futbol se convierta en un cultivo de homofobia y discriminación, pero no lo hizo porque a la FMF los homosexuales y las mujeres no les importa.

Qué vergüenza que la FMF por fin haya decidido hacer algo pero por motivos de intereses, no por la simple y sencilla razón de prohibir actos de discriminación en los estadios. Ahí está Decio de María con sus falsos discursos de "vamos a erradicar todo tipo de discriminación", ¿y por qué hasta ahora, Decio? Porque ahora sí va en serio, ¿verdad, Decio?

Erradicar el grito en los estadios, a estas alturas, es casi imposible, ya que estamos hablando de los mexicanos. Poco servirán esos fingidos y sobreactuados videos que lanzó la FMF donde jugadores de la Selección dicen estar en contra de todo tipo de discriminación --que por cierto no hacen énfasis en el famoso grito, ya que podría ser contraproducente, lo cual es cierto, aunque de todas formas, con o sin mensaje directo, las cosas no serían diferentes--. Si llegaran a funcionar tales videos, junto con otras medidas, será a largo plazo, y además creo que los medios también deben poner de su parte, pero qué podemos esperar de las televisoras más importantes del país como Televisa y TV Azteca donde se promueve con descaro la homofobia y la misoginia, donde sus comunicadores dicen estar a favor de dicho grito o que simplemente son indiferentes al tema.

Recuerdo a Televisa Deportes utilizar el famoso grito (en forma de tipografía) en unas de sus cortinillas antes de cada partido, si no me equivoco esto fue en el Apertura 2012. Para que se den una idea de cómo la homofobia tiene tanto arraigo que inconscientemente (y a veces conscientemente) la practican sin que se den cuentan. Lo difícil que será quitar esta maña de los estadios.

¿Cómo erradicar esta malaria que se ha adueñado de los estadios? Lo que a mí se me ocurre es utilizar la psicología inversa en lo estadios; por ejemplo, entregarles a los aficionados un folletito que diga algo como "Si gritas 'puto', sólo estarás demostrando tu falta de educación y desconocimiento sobre la diversidad sexual", pero tampoco creo que funcione, sería demasiado ingenuo de mi parte creer que sí, porque como ya dije, ¡estamos tratando con mexicanos!

Será interesante ver qué pasa de aquí en adelante con el grito de los aficionados y la FMF, que de seguro la FMF ha de estar sufriendo como nunca antes. De lo que sí estoy seguro es que el mexicano seguirá exhibiendo su falta de educación y homofobia a diestra y siniestra, al fin y al cabo, sólo está haciendo uso de su cultura y tradición.

Para terminar, voy a reproducir aquí un pequeño texto que resume lo dicho en este artículo. Fue publicado en la revista de la FIFA (en la publicación número 40, del año 2015) como parte de un reportaje sobre el racismo y la discriminación en el futbol:

"Un comentario que discrimina de un modo u otro a una persona nunca tiene gracia. Incluso cuando, en un primer momento, esas palabras parezcan inofensivas o no se pronuncien con la intención de herir a nadie. Porque sentirse discriminado o agredido es algo subjetivo. Y de eso se trata precisamente: no caben las medias tintas con aquellas expresiones o comportamientos denigrantes. Las ofensas son inequívocas. E imperdonables.

Las víctimas no olvidan. El brasileño Roque Júnior (excampeón del mundo con la Brasil y actual entrenador) se expresa en estos términos: 'Hablar sobre racismo es difícil, porque todos dicen que entienden el problema; pero sufrirlo en tus propias carnes es algo muy distinto'.

La FIFA está comprometida desde hace años en la lucha contra todo tipo de discriminación. El respeto hacia los demás debe ser lo más natural del mundo..."



Fotos | Getty Images


Mexicanos al grito de homofobia Mexicanos al grito de homofobia Reviewed by Pepe Pilato on 21:15 Rating: 5

22 comentarios:

  1. Buen día, me queda claro que el pseudoperiodista que escribió esta nota o es bruto o no sabe nada de la cultura mexicana, en primera PUTO no solo se refiere a los homosexuales cabe aclarar que tambien se refiere al chivaton (espero que sepa lo que significa esto en M'exico) al rajon, al miedoso, cobarde; es mas al hombre que le pega a una mujer es un puto (osea al aprovechado) lo cual la sancion o sanciones de fifa al futbol mexicano por este cantico es ridicula puesto que en youtube he escuchado peores en el futbol tanto mexicano como sudamericano y este reporterito de 3 pesos deberian de correrlo por amarillista falta de criterio e informacion

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿"No sólo se refiere a los homosexuales"? Pues precisamente ese es el punto, los otros significados salen sobrando, y como no te has dado cuenta, tu comentario es una oda a la falacia de paja.

      No diré más. Creo que el burro es otro.

      Eliminar
  2. Y es por estas cosas que la FIFA debería descalificar a México de alguna competición. De por sí, desde hace años el fútbol mexicano ha sacado lo peor (lo más vulgar) de nuestra la sociedad, ¿ahora también tenemos que tragarnos la vergüenza de escuchar a una bola de analfabetas gritándole al mundo lo ignorante que es la sociedad de este país?
    Y con respecto al comentario del señor o señora bienes_raíces (que parece que no leyó el post); todos podemos decir lo que queramos en los estadios, porque muchos vamos a arenas, estadios o conciertos a eso, a gritar y de alguna manera desestresarnos, pero no es lo mismo gritar vulgaridades y más aun, no es lo mismo que miles de personas se unan y hasta celebren para decir "puto". ¿Qué le estamos tratando de transmitir a nuestros niños, que tanto aman el fútbol?

    ResponderEliminar
  3. Quien se ofenda con ese grito en el estadio, realmente es un "acomplejado" es como el típico que se ofende cuando ve que a un mexicano lo pintan dormido junto a un nopal.
    Esta nota es el claro ejemplo de hacer grilla por que sí, en realidad quien ha ido al estadio y haya escuchado o gritado "puto" no hace un raciocinio que es "discriminatorio", de hecho es parte del juego y quien no lo sepa nunca ha estado en una chancha jugando y escuchando lo que se dice ahí.
    Tengo amigos homosexuales a los que el grito ni les va ni les viene, por eso estoy seguro que quien hace olas de esto, es exactamente igual de intolerante o PEOR, puesto que siendo un grito que no hace daño a NADIE, moviliza, escribe, difama, etc. queriendo "salvar" al mundo.

    Y si al autor de esta nota le preocupa tanto el comportamiento y la falta de educación del mexicano (por si él no lo es) debería sacar notas constructivas y educativas que realmente dejen algo al lector. O bien, volverse un maestro voluntario y educar a toda esa gente ignorante de la que habla. Gente que no se da cuenta por qué está mal gritar este tipo de cosas.

    Pero no, este muchacho sólo escribe para colgarse de un tema y hacer grilla, la mejor prueba es ver cómo es intolerante con las opiniones que genera su misma nota, al grado que tiene que hacer que sus amigos comenten en su defensa.

    Y si a Violeta K. le preocupa tanto lo que le están transmitiendo a sus niños, le recuerdo que la educación empieza en casa, un niño informado es un niño inteligente, y si uno habla con sus hijos sin pelos en la lengua y sin esconder la realidad, no le preocupará lo que puedan escuchar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Unknown, no sé cómo responder a tu comentario.

      Eliminar
    2. Gracias por su consejo, comentario anónimo. Es lo que hago todos los días y me alegra que concordemos en que la educación comienza en casa. Actualmente estoy dando mi servicio social en el INEA y, es una verdadera lástima, aunque conveniente, que su comentario sea anónimo, pero aún así le hago la más cordial invitación a pasarse por alguna plaza comunitaria a escuchar las platicas que imparten los asesores, pues por lo leído, no le caería nada mal.

      Eliminar
  4. Señor Pilato. Llegué a aqui leyendo una entrada que transcribiste de Yahoo, sobre el ateismo y me equivoqué, pues ese no es el reflejo de su forma de pensar.

    No leí todo el contenido, pero con el principio tuve para darme cuenta de parte de quien viene.

    PUTOOO! sería ofensa, si de antemanos se supiera que el portero es joto (gay) y que no lo acepta, o no le gusta que se lo digan, porque conozco much@s que les encanta hasta que les llamen zorras.

    Para que me entiendas, seria lo mismo que te estuvieras burlando de un minusvalido por no poder correr, pero como puedes ver ese no es el caso.

    No se ni por que trato de entrar donde no hay puertas abiertas...Buen dia.


    (Dejate de capacidades, preferencias y colores diferentes, las cosas como son)

    Mi nombre? ...no es trascendente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deberías leer todo el artículo. Y me parece que sí es ofensa, porque es un término despectivo que utiliza a las personas homosexuales.

      Eliminar
    2. De donde eres? Vives en mexico?, Para los mexicanos en un estadio eso no es ofensa... Estoy seguro que Dentro de México podemos gritar como lo hacemos pues no ofendemos a nadie, además es nuestra casa y los demás países deberán tomarlo así y respetar, fuera de México los mexicanos debemos respetar las normas y cultura de la casa que nos recibe... El tema es claro, porque la femexfut se deja manipular y condicionar? Hasta cuando mexicanos nos vamos a dar a respetar con los extranjeros.?

      Eliminar
    3. Unknown, cada comentario tuyo es una oda a la falacia. De todos modos siempre eres bienvenido :)

      Eliminar
  5. raul rochas (ese soy yo)...sin ser fan del fut, creo que es un articulo dedicado a rasgarse las vestiduras, sin negar el machismo y la misoginia de la sociedad mexicana, el termino "puto" hace mucho que rebaso su termino como bien dice bienes_raices, al igual que el termino "guey" o "boludo" que empezaron siendo insultos y ahora tienen también otras implicaciones (en Mexico ya casi nadie le dice amigo a su amigo, le dice guey, lo cual no implica que lo creamos tonto o estupido)

    Que 20 mil personas o 50 o 80 mil le griten al portero justo cuando tiene que estar concentrado al realizar un despeje si debe distraer, que es a fin de cuentas el objetivo del grito; el publico no se la pasa gritandole puto a ningún otro jugador, solo al portero, muy distinto son los insultos de "chango" o "indigena", esos si, dirigidos a una persona en especifico y con toda la intención de ser un insulto.

    Por otra parte, "puto" es un termino que a los homosexuales (por lo menos a los que yo conozco) hace mucho que dejo de parecerles un insulto "pues es lo que soy, no" me dijo alguno una vez.

    ResponderEliminar
  6. Aunque la gente no tenga la intención, si ya se ha enterado de las implicaciones que tiene, ya no debe decirlo más, creo que no deberían decirse ningún tipo de insultos. Es una gran lección para nosotros los mexicanos y sociológicamente es cierto, aunque algo sea parte de tu cultura, si no es correcto se debe y se puede cambiar (ejemplo fuerte: la ya prohibida quema de viudas en India).

    ResponderEliminar
  7. Y quien dijo que puto es para ese tipo de personas y en un diccionario ni aparece el puto de significado y los aficionados al futbooool noo andar viendo aver que paraaser marchas y que nos volteen aver dejen alos apasionados del fútbol que dijan lo que quieran y ustedes sigan asiendo lo que les gusta aser este país es libre de expresión ahora quieren quitar el libre de expresión por algo que nibsikiera los tomamos en cuenta aese tipo de personas para nosotros es algo que pasa en el momento de un partido de futbol y ya no es todos los días estar viendo aver que dicen para ir a demandar porke kieres vivir siempre ala defensiva cuando uno apasionado al fútbol ni te pela

    ResponderEliminar
  8. La violencia como algo normal:

    [img]https://pbs.twimg.com/media/CfADSvfUYAAPxjG.jpg[/img]

    ResponderEliminar
  9. Ser puto es inevitable. Va más allá de la FIFA. Le llamamos puto por cariño a nuestro mejor amigo. Le decimos puto por coraje al que pretende robarnos a una mujer. Le gritamos puto al que nos hace enojar. Nos burlamos del puto al que le da miedo. Nos reímos confesando que nos vimos muy putos cuando no nos atrevimos a hacer algo. Es puto el que rompe las letras de Molotov. Es puto el que tiene suerte. Puto el que nos gana. Puto el que lo lee. En México todos somos putos, aunque sea en una de sus acepciones.

    Puto es sinónimo de lo que el mexicano quiera. Es el equivalente a güey pero con más confianza o más enojo. Lo usamos diario, tanto que para la FIFA somos homofóbicos hasta con las cosas. Puto teléfono, puto carro, puto control, puto balón. También con los imponderables. Puto sol, puto tráfico, puto granizo, puto desmadre. Está arraigado en nuestra cultura. Lo decimos sin pensar en un hombre penetrando a otro. Es más, a ellos no se los decimos, al menos no en su cara. Se nos ha educado para ser respetuosos cuando detectamos a un gay entre nosotros.

    Salvo que sea nuestro amigo, porque entonces cabe. Y es posible que él también nos diga puto sin que ello implique la posibilidad de acabar en la cama. Vivimos en un país de putos.

    El futbol debe estar libre de putos. De los putos protocolos que pretenden convertir el estadio en un Foro Económico de Davos. De los putos que se dan golpes de pecho juzgando el comportamiento de una sociedad en un estadio. Si se prohibe decir puto, se tendría que prohibir la difamación que para el árbitro significa ser culero o ratero. También debería castigarse cuando se exige la salida de un técnico en un linchamiento público. Tendrían que prohibirse los apodos. No más negros, hobbits y piojos. No más titulares beligerantes. Nunca más una guerra en la cancha, un cañonazo desde la medialuna ni una diagonal de la muerte.

    Si le hacemos caso a la FIFA, el futbol tendría que estar prohibido. El Mundial segrega y fomenta el nacionalismo. Miles de turistas viajan esperando que su puto país se chingue al otro. Las porras contienen violencia. Las de los mexicanos amenazaban con sangrar el culo de Neymar. Los brasileños presumen superioridad y provocan depresión en otros al mostrar la Copa del Mundo. No hace falta competir. Estemos en paz sin enfrentarnos. Dejemos de jugar porque eso genera que perdamos el estilo.
    No defiendo el grito de puto, que de tan repetitivo me ha terminado por parecer un puto chiste gastado. Defiendo la libertad del aficionado mientras sea inocente. El puto no es un plátano lanzado a una persona de color para hacerle ver que es un chango.

    El puto es el modo en que el mexicano se expresa. Para saludar, para burlarse, para reír y para desafiar. Si en la FIFA escuchan eso y se imaginan con cara de horror a dos hombres teniendo sexo, es que no entienden que en México ser puto es inevitable.

    por Mauricio Cabrera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puto no es un insulto, negro no es un insulto, indio no es un insulto, niña no es un insulto, excepto cuando tienen esa intención. ¿Cual es la intención en el estadio de decirselo al portero rival? Ahora el hecho de asociar la palabra cobarde y débil con el homosexual, o con la mujer o con la niña, es machismo y homofóbia, o no sé que signifique para tí.

      Eliminar
  10. Aplausos a Mauricio Cabrera. Tan sabes escribir que ni te respondió el remedo de articulista, que casualmente aquí se indigna, pero en otras notas se ensaña insultando y descalificando cuando hace crítica de cualquier cosa, como buen demagogo incongruente. Fue mucho más grato leer tu comentario que cualquiera de sus notas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A Mauricio y al anónimo, que al parecer son incapaces de profundizar y prefieren comentar dentro de la superficialidad en la que viven, creo que dejo muy claro que el tema aquí es la intención. ¿Por qué elegir ese grito y no otro? ¿Con qué intención se grita "puto"?

      Cualquier persona con las neuronas funcionales se daría cuenta que estamos ante un grito obsceno, corriente, vulgar e incorrecto. Es un grito de mal gusto, producto de la pobre educación del mexicano.

      Eliminar
  11. Pepe Pilato, el grito si es de mal gusto, pero el fútbol está lleno de eso. La gente que va al estadio, a eso va, a gritar y deshaogarse. Los jugadores lo saben, la FIFA lo sabe, las televisoras lo saben. Y es cierto, esa palabra, significa muchas cosas. Quién le da esa conotación es por que así lo piensa esa persona. Como dijeron, el único propósito de ese grito es distraer.

    Si lo investigas tantito, cosa que debiste hacer antes de publicar, lo comprenderías. ¿Por qué crees que en México nadie se queja? Eso pasa en todos los estadios de México y nunca se han quejado, ni lo harán.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo por qué lo hacen, pero el tema aquí es de dónde surge esa necesidad de gritar esas cosas Para desahogarse podrían gritar menso, tonto, ateo u otra tontería, pero eligieron el "puto".

      Eliminar
  12. La estupidez que escribio el tal Mauricio Cabrera y que el otro descerebrado con playera de los Pumas de la U.N.A.M se encargó de citar como si fuera algo digno de leer es increíble sobre todo lo último:
    "El puto es el modo en que el mexicano se expresa.Para saludar, para burlarse, para reír y para desafiar"
    Lo peor de todo es que los tipos que escribieron semejante falacias justificando la homofobia tienen derecho a votar y lamentablemente hasta se reproducen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es precisamente lo que se critica, la forma en que los mexicanos se expresan. Pero no faltan las falacias y tergiversaciones típicas de un pueblo atrasado y educado bajo el mano de la homofobia.

      Eliminar

Con tecnología de Blogger.