La quinta del Barcelona

FC Barcelona, Campeón de la UEFA Champions League 2015. Derrota 1-3 a la Juventus; Ivan Rakitic, Luis Suárez y Neymar marcaron los goles
Final Berlin 2015: Juventus vs. FC Barcelona; Barça vence 1-3 a la Juve y es Campeón de la UEFA Champions League 2015 | Ximinia

Un trámite que durante un buen lapso se complicó, que parecía iba a ser largo y tedioso, al final el Barcelona salió avante mostrando una enorme superioridad futbolística, para obtener así su quinta Champions League en su historia, y colocarse como uno de los 3 equipos con más "Orejonas" en sus vitrinas.

Como todo mundo esperaba, no hubo sorpresas y el Barcelona de España, con mucho futbol y con mucha categoría, pero sobre todo sin rival, consiguió su quinto título de Europa al vencer 1-3 a la Juventus de Italia. Con esto, el Barcelona se sube al podio de los máximos ganadores de Europa, igualando al Liverpool con 5 trofeos, detrás del AC Milan con 7, y todavía lejos, muy pero muy lejos, lejos en verdad, del Real Madrid que tiene nada menos y nada más que 10 títulos. Muy lejos.

No fue La gran Final, tampoco un partidazo; no fue el juego que todos esperábamos. Fue entretenido, por supuesto, pero no podemos considerar a este Juventus vs. Barcelona como un partido memorable y realmente digno de una Final, al menos por lo que sucedió dentro de la cancha (porque ver a un Barcelona ganándolo todo y desplegando un buen futbol, sí que es memorable). No creo que este encuentro sea recordado como uno de los grandes en la historia de las finales de la Champions, más bien será recordado cuando estemos haciendo memoria sobre la época donde el Barcelona conseguía títulos casi sin despeinarse.

Y no fue un partido que entra a la historia porque en la cancha sólo había un equipo, jugando contra él mismo, y cuando dicho equipo anotó primero, la Final prácticamente se había acabado; es decir, lo que a continuación veríamos iba a ser un entrenamiento. Por fortuna, no fue tanto así, pero sí queda claro que Barcelona superó por mucho a una Juventus que peleó hasta el Final y que nunca tiró la toalla y que, sobre todo, resistió como el equipo grande que es. No terminó en suelo masacrado, no le pasaron por encima, terminó perdiendo de manera digna.

Final Berlin 2015
Efectivamente, los Barcemodas del mundo están muy contentos y felices porque "su equipo" al que tooooooooda la vida le han ido (y que además nunca se pierden toooooodos sus partidos [incluidos los partidos contra el Rayo, el Betis, el Almería, y esos equipos llaneros]), obtuvo un campeonato más, y lo hizo sin rival. Sí, la Juventus luchó y toda la cosa, pero no era rival para un Barcelona que se necesitaba mucho para derrotarlo.

Hoy más que nunca, los Barcelonistas están muy felices y satisfechos de irle al mejor equipo del mundo. Qué suerte la de esos aficionados de verdad, irle al mejor equipo del mundo que lo gana todo.

Y ya de lleno en el partido... Por obligación, y casi por ley, Barcelona era quien tenía que tomar la iniciativa del partido, y así fue; se tiró al frente y apenas en la primera oportunidad consigue el primero de la noche. Un gol de vestidor por conducto de Ivan Rakitic al minuto 4', dejaba frío a una Juventus que se iba a la lona con el primer golpe culé.

Ivan Rakitic, futbolista croata del Barcelona marcando el primero gol de la Final Berlin 2015 de la UEFA Champions League ante la Juventus | Ximinia
Rakitic ponía el primer clavo en el ataúd.

Con este gol, parecía que el partido estaba definido y que íbamos a ver una goleada al puro estilo de la Final de la Liga MX --nada más que aquí los cinco goles tendrían que haber caído en el primer tiempo--.

El gol afectaría emocionalmente al equipo italiano; Arturo Vidal recibió una amarilla producto de la desesperación y el coraje del primer gol, pero no contento con ser amonestado, se puso a hacer todo lo posible para que le sacaran la segunda y ser expulsado, pero el árbitro no quiso porque se iba aburrir. Juventus, con la confusión que los estaba llevando al borde de la desesperación total, veía cómo el Barcelona le llegaba con una gran facilidad, que el segundo tanto se veía a lo lejos. Pero Juventus no se colapsó cual Torres gemelas, y minutos más tarde reaccionaría y alejaría un poco al Barça de su zona.

Ahora, Barcelona tampoco estaba desplegando ese enorme futbol que le habíamos visto en anteriores partidos; haciendo nada, había conseguido el primero, y haciendo muy poco, estaba dominando ligeramente el partido. No era un Barça arrollador. Fue así que Juventus fue ganando terreno y poco a poco fue generando llegadas por la izquierda, el problema es que adelante no tenía la capacidad de definición que tiene el Barcelona; Tévez no apareció, Morata tampoco (sólo hasta la segunda parte) y Vidal, igual que el resto, hacía lo posible por encontrar un espacio donde pudiera filtrar una pelota, pero la defensa blaugrana lucía invencible.

Eso sí, sin un gran futbol ofensivo, la Juventus llegaba con ciertos peligros; lanzaba disparos desde larga distancia, pero, como ya dijimos, carecía de poder ofensivo.

Pero el que comenzó a convertirse en la figura del partido fue Gianligui Buffon, quien evitó que el Barcelona finiquitara el partido antes del segundo tiempo. Buffon evitó el segundo, el tercero... y una goleada.

Sin dar su mejor partido, sin desplegar su mejor futbol, el Barcelona era muy superior ante un equipo ya de por sí inferior, con muchas diferencias en casi todos los aspectos.

Álvaro Morata, futbolista español de la Juventus anotando en la Final Berlin 2015 de la UEFA Champions League ante el FC Barcelona | Ximinia
Morata volvía a meter a la Juve a la Final, pero los italianos no fueron capaces de hacer más daño.

Para la segunda mitad, la Juventus tuvo sus oportunidades, pero ninguna pudo concretar. Y nuevamente Buffon era quien estaba evitando una goleada.

Lionel Messi, quien no lució y tampoco fue la figura, se dedicó a ser el pasador y el armador de la ofensiva barcelonista, y así conseguiría dos tantos más. Pero antes, la Final volvía a ser Final cuando Álvaro Morata, al 54', marca el gol del empate. Otro equipo con más futbol y más individualidades, quizá le hubiera hecho más daño a un Barcelona que, insisto, no estaba mostrando su mejor versión.

Toda Italia festejaba, pero no por mucho, porque era cuestión de minutos para que Barcelona empatara y le diera la vuelta al marcador. Entonces al 58', luego de un rechaze del arquero, Luis Suárez (que cada mes le crecen más los dientes) anotaba el 1-2, lo que sería el gol que mataba las ilusiones de la Juventus.

El tiempo se diluía y Barcelona estaba más cerca de la quinta Champions, no sin antes ganar bien el partido; al 90'+7, Neymar, ya con el partido finalizado, marcaría el tercero, y Barcelona era Campeón de la UEFA Champions League 2015, por quinta ocasión en su historia.

Barcelona escalaba a lo más del futbol, mientras que Juventus se convertía en el máximo perderdor de finales, con 6 (!).

El Barcelona, digno Campeón, no dio su más grande versión --esa versión que todos esperábamos, el clímax futbolístico del Barça nunca apareció--, en su lugar vimos un Barcelona haciendo lo necesario, donde sus individualidades fue lo que le dio el título; hombre por hombre, Barcelona fue mejor que Juventus, quien aprovechó algunos estancamientos del Barcelona para complicar un poco las cosas, pero que no pudo llegar más allá por falta de futbol.

El partido terminó como se esperaba. Era muy complicado que la Juventus, un equipo limitado, pudiera vencer a un Barcelona tan completo, sólido y tremendamente efectivo. Juventos complicó un poco el trámite, pero al final terminó siendo eso, un trámite.

Curiosidades
-A diferencia de otras finales, esta vez no hubo tanto llanto y dolor por parte del perdedor, pues ya hasta ellos sabían que iba a perder, aunque Andrea Pirlo soltó la lágrima telenovelera.

-Gerard Piqué volvió a cortar las redes de la portería para llevárselas de recuerdo. También pudimos ver al hijo de Shakira, que quien sabe por qué estaba con Piqué, ya que él (según mis fuentes más cercanas) no es el padre.

-No podía falta el proselitismo religioso. Neymar, al finalizar el partido, se puso una banda en la cabeza con la leyenda "100% Jesus", que traducido a nuestro mundo real sería "100% pensamiento mágico". Mejor se hubiera puesto una cinta que dijera "Creo en Superman". ¿Y no es curioso? Dios, en lugar de estar ayudando a millones de niños y niñas en el mundo para que no mueran de hambre, estaba ayudando a Neymar y compañía a ganar una Champions League. Son los misterios de Dios en su máxima expresión. Amén.



Fotos | Getty Images


La quinta del Barcelona La quinta del Barcelona Reviewed by Pepe Pilato on 21:05 Rating: 5

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Cada mensaje que nos llega de ustedes, cada mensaje que se publica en Ximinia, lo leemos y (en el 99% de los casos) lo respondemos. Por favor, sigan escribiendo, solo pedimos buen criterio. Aquí hay lugar para casi todo: réplicas y contrarréplicas, críticas y datos duros, sugerencias de lecturas, humor, muestras de inconformidad y de indignación y, por supuesto, bromas. Solo pedimos civilidad y respeto .

Para insertar una imagen en el comentario, utilice el código [img]URL de la imagen[/img]

Con tecnología de Blogger.