"La hora de los Kids": telebasura infantil

No es la versión de "La hora de los chavos", sino la versión infantil de "Venga la alegría".

Pues como la televisión mexicana todavía sigue en una "etapa de experimentación", TV Azteca ha lanzado un programa 100% experimental, y en esta ocasión está dirigido al público infantil. Se trata de "La hora de los Kids", un programa donde algunos integrantes de "La Academia Kids" 2013 serán los anfitriones --o eso es lo que intentaron hacer, ya que el resultado ha sido catastrófico--.

Cuando anunciaron el estreno de este programa, dijeron que iba a ser una nueva versión de "La hora de los chavos", pero ya nos dimos cuenta que no es así --y nada más trataron de vernos la cara--. Para los que no recuerden o no vieron "La hora de los chavos", fue un programa que se produjo a mediados de los 90 en TV Azteca, y a su vez, era como la versión "rebelde" de "Chiquilladas" (aquel otro programa de los 80, pero de Televisa). "La hora de los chavos" era un programa fresco, juvenil y que de veras entretenía a los niños y adolescentes (yo me entretenía viéndolo), pues estaba bien hecho, con contenido creativo de verdad, y sobretodo era un programa con una buena base de talento en la conducción. El programa era conducido por niños y jóvenes con mucho talento, nada que ver con la nueva supuesta versión que TV Azteca está lanzando en este 2014, que es una auténica porquería.

Evidentemente, esta mierda llamada "La hora de los Kids" no es la versión de "La hora de los chavos", y creo que ni mucho menos podríamos considerarlo un programa de televisión, pues prácticamente es como una sección del programa "Venga la alegría", nada más que dicha sección dura toda una hora; y los niños --que se supone tendrían que ser las estrellas principales y los únicos conductores del programa-- en realidad parecen invitados especiales de ésta seccion. Así de pobre es la producción y el contenido del programa, pues en realidad no es un programa como tal, sino una sección extendida de "Venga la alegría", otro programa que es una tontería, por cierto.

Además, si usted ya se dio cuenta, la intención, obviamente, no era hacer una versión como tal de "La hora de los chavos", sino más bien poner a éstos niños (sin talento) en un programa de televisión a como diera lugar, pues eso fue lo que le prometieron a sus padres (explotadores). Y la excusa aquí es que este programa es para que los niños egresados de "La Academia Kids" "desarrollen aun más su talento" y "aprendan más", según los propios productores del programa. De esta manera, la razón principal por la cual se está haciendo esta aberración de programa es para que los niños se desenvuelvan y adquieran cierto conocimiento en la televisión, lo cual no entiendo, pues se supone que vienen de un programa musical, donde fueron "preparados" para cantar, no para actuar --pero ya ven que en TV Azteca no salen cantantes ni actores, sino esclavos--.

Otra cosa es que esta "versión" está completamente dirigida a un público 100% infantil, no como la original, que era para un público más adolescente y juvenil. Además, el programa se transmite a las 12 del día, ¿quién ve un programa infantil a esa hora? Los pedófilos y pervertidos, seguramente.

Alumnos (sin talento) de La Academia Kids 2014, durante un concierto del mismo | Ximinia

Y peor aún, en "La hora de los Kids" no hay ningún chamaco con algún tipo de talento para la televisión. "La hora de los chavos" fue un programa bien hecho y bien realizado --tampoco era la gran cosa, pero había una idea clara y definida, así como mucho contenido--, pero el éxito radicaba principalmente en el talento y el carisma de los conductores, que eran actores de verdad, que, a su corta edad, ya llevaban tiempo en el medio y ya sabían lo que estaban haciendo y dónde estaban metidos; había una preparación artística detrás (y obviamente fueron elegidos por su talento, no porque habían salido de un reality callejero), no como lo ñoños desabridos de "La Academia Kids", que (la mayoría) ni tienen talento y ni tienen idea de cómo actuar en televisión, y por consecuencia el programa es un desastre. Si en la música no son la gran cosa, pues ya se imaginarán el ridículo que hacen enfrente de la pantalla.

De hecho, de "La hora de los chavos" salieron muchos actores y actrices que hoy aún sobreviven, como Gloria Aura, quien en realidad lo suyo era la actuación, pero derrepente se la creyó, y luego se convirtió en cantante, creyendo que de verdad cantaba, cosa que en realidad no sabe hacer. Y ahora aparece desnudándose en las revistas. Pero esa es otra historia.

A toda esta basura de "La hora de los Kids" tendríamos que sumarle el hecho de que el programa es conducido por Sergio Sepúlveda y Mariana Torres, dos tipos que están más perdidos que los niños. Como los niños ni siquiera saben conducir y llevar el programa ellos solitos, el programa tiene que ser dirigido por Sergio y Mariana. Se entiende que los nenes necesiten ayuda, pero con esto lo único que haces es exhibirlos, pues al poner a dos adultos nos dan a entender que los niños no tienen la más mínima idea para conducir un méndigo programa, y más si dicho programa está completamente hueco, sin contenido alguno --porque no creo que eso de pasar y comentar videos de YouTube se le pueda considerar contenido, ¿verdad?--. Y por si fuera poco, estos nerds, Sergio y Mariana, ni siquiera tienen sentido del humor, y ni mucho menos saben interactuar con niños, y por supuesto, no tienen la más mínima idea de cómo conducir un programa infantil. Cuando algunos de los niños cuenta un chiste (generalmente mamila), ni Mariana ni Sergio saben si reírse y o esperar a que ellos se rían primero (?).

Y me pregunto si Mariana y Sergio también se prepararon para conducir un programa como éste. Seguramente no. La nula vocación de los niños, así como la patética conducción de Sergio y Mariana, hacen del programa una de las más grandes porquerías del año.

¿Y de qué trata el programa? El programa no trata de nada. Yo no vi nada, no vi algún tipo de contenido; no vi un producto televisivo bien estructurado, y ni siquiera vi un concepto, al contrario, parece que todo está improvisado, que todo lo que vemos se les ocurre en el momento. Por supuesto, los chamacos no saben decir más que tonterías, sobretodo los más pequeños, y la mayoría todo el tiempo están con caras de pasmados, sin saber qué hacer, a dónde voltear o qué decir; no hay soltura, no hay carisma, no hay nada; y el hecho de que sean niños en realidad no ayuda. Los nervios de estos niños sobresalen más que otra cosa.

Además, estos pequeños deberían estar en la escuela o haciendo algo mejor que siendo explotados por una televisora que sólo le interesa el negocio. Claro, los culpables son los padres, que quien sabe qué tienen en la cabeza para tratar a sus hijos como mercancía. Estos chamacos podrían tener un futuro más promisorio en otra cosa, pero en lugar de eso, ellos y sus padres, viven engañados creyendo que la televisión (o la música, ya no sabemos a qué se dedican) es lo suyo y que tienen mucho que hacer en ella. Tal vez algunos la hagan en la televisión, pero quizás algunos estén arruinando su vida yendo por un camino que no les conviene.

Repetimos, no son conductores, son como una especie de invitados especiales permamentes; no se adueñan del programa, ¿por qué? Porque no saben hacerlo, y porque no están preparados para ello, y quizás no estén hechos para la televisión. Una cosa es ser introvertido, y otra cosa es tener talento, pero como en la televisión mexicana ya cualquier cosa puede tener un programa de televisión...

Las diferencias entre "La hora de los chavos" y "La hora de los Kids" son más que obvias, son monumentales. Se puede ver la vocación, el talento y la calidad actoral en "La hora de los chavos", mientras que los de "La hora de los Kids" no tienen talento ni para reírse. Todos son unos retraídos, tímidos, despistados, y obviamente nomás se la pasan haciendo y diciendo payasadas, no saben saben más que hacer enfrente de las cámaras, y esto es por varias cosas. Primero, el programa carece de muchas cosas; está hecho con las nalgas, no hay producción, no hay contenido, no hay propuesta, originalidad. No hay nada nuevo. Ni siquiera se ve un intento de querer hacer algo nuevo o diferente con el concepto de "La hora de los chavos", y ni siquiera se ven las ganas de querer mostrar un estilo propio. Asimismo, la producción y el contenido es para niños pero con severos problemas mentales.

Esto no es la versión de "La hora de los chavos", sino la versión infantil de "Venga la alegría" --así de estúpido es el programa--. Lo que usted ve en "Venga la alegría", lo ve en "La hora de los Kids", así tal cual. Son las mismas secciones, son los mismas bromas, son los mismos comentarios... En pocas palabras, es la misma estupidez pero para niños. Un programa sin pies ni cabeza. En lugar de causar gracia, causan náuseas y pena ajena.

El problema que yo veo en todo este desastre --recuerde que este artículo representa sólo mi punto de vista, si a usted le parece un programazo, allá usted con su loquera--, es que los niños o están demasiado pequeños o no están preparados, y eso se nota en todo momento; por supuesto, dentro del programa hay varios que ni estudiando en las mejores escuelas de actuación podrían hacer un programa de televisión, pues está claro que no están hechos para salir en televisión.

Esto es querer hacer porquerías pero con ganas, con esfuerzo, y con mucho empeño. "La hora de los Kids" es un programa que no va a ningún lado. Es desastroso, aburrido, incómodo, desabrido; corriente, y varios calificativos más de mierda televisiva.

En una época donde la tecnología tiene secuestrada la imaginación infantil --de videojuegos e internet no pasan--, se requieren programas de televisión infantil, pero si vas a sacar porquerías como estas, mejor no hagas nada.

"La hora de los Kids" es un programa para niños, pero con retraso mental.


Algunos videos de "La hora de los chavos", para que usted vea que no existe punto de comparación:


Espere mientras se carga esta madre...


Fotos | TV Azteca


"La hora de los Kids": telebasura infantil "La hora de los Kids": telebasura infantil Reviewed by Pepe Pilato on 20:40 Rating: 5

3 comentarios:

  1. es una pena vivir en un mundo donde veamos la felicidad como una excusa para atraer , no como un sentimiento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y esa pendejada qué? Puto afrutado.

      Eliminar
  2. Totalmente de acuerdo mejor que metan a esos niños a estudiar y no los tengan trabajando y exponiendolos a este tipo de criticas, que son totalmente ciertas pero bueno lo que hacen los padres para no tener que trabajar.

    ResponderEliminar

Con tecnología de Blogger.