El Clásico más fácil de ganar

De principio a fin, América fue mucho mejor, sacó un estupendo triunfo, pero todo gracias a las Chivas, quienes tenían unas ganas tremendas de dar su peor partido del torneo, y lo consiguieron sin problemas.

Nadie en sus cinco sentidos hubiera pensado que el América iba a sacar un triunfo tan abultado como el que sacó en el Clásico nacional, por el momento de las Águilas y de la Chivas, el partido estaba para cualquiera, la balanza se inclinaba ligeramente a favor del América, pero era claro que entre tanta mediocridad no había favoritos. Pero esto quedó atrás cuando los americanistas se pararon con más actitud y con más ganas de ganar en un estadio que vivió más de lo que esperaba.

La temporada pasada hablábamos sobre el Clásico más disparejo de la historia, pues América estaba en lo más alto, mientras que Chivas no podía ni con su sombra, pero curiosamente no fue tan disparejo como hubiéramos pensado, de hecho, Chivas pudo hasta ganar aquel partido, pero la contundencia americanista pudo más que las ganas del chiverío.

Y en este Clásico del Clausura 2014, ambos equipos se encontraban más o menos en el mismo nivel, y en el papel no había favoritos, pero ya en la cancha si que vimos el Clásico más disparejo de la historia.

Previo al Clásico del C14, ambos equipos eran favoritos, y no porque están arrasando en la liga, sino por el pobre y patético nivel en el que están sumergidos; América apenas puede empatar con equipos que pelean el descenso, mientras que Chivas se la vive engañándose a sí mismo con empates y seudotriunfos ante equipos peor que ellos o que, como casi todos los equipos de la liga, sufren de bipolaridad.

De esta manera, Chivas y Águilas llegaban al Clásico del futbol mexicano con más penas que expectativas. Por supuesto, América se veía un poquito mejor, y vaya que lo demostró.

De principio a fin, América fue mucho mejor, sacó un estupendo triunfo, pero todo gracias a las Chivas, quienes tenían unas ganas tremendas de dar su peor partido del torneo, y lo consiguieron sin problemas. Sin ideas para atacar y ni mucho menos para defender, el equipo de Jorge Vergara no sintió lo duro sino lo profundo.

En 15 minutos, Chivas ya había perdido el partido; al 9' y al 15', Luis Gabriel Rey sentenciaría el Clásico con dos goles producto de los errores defensivos del Rebaño, los siguientes dos goles ya eran anecdóticos, meros adornos.

Ni el América, y nadie en este país, se imaginaba que iba a tener un partido tan fácil de manejar, tan fácil de resolver, y tan fácil de ganar; y sí, éste fue el Clásico más fácil de ganar para el América, nunca había tenido tantas facilidades otorgadas por un equipo de Chivas, y no, América no desaprovechó el regalo.

Al 55' y al 74', Jiménez y Mendoza, respectivamente, daban por terminado la masacre americanista en el Omnilife, un estadio que fue más americanista que nunca. La nula respuesta de Chivas, el escaso trabajo de los ofensivos y la desastroza defensa, hicieron ver al América como un equipazo, cosa que no es.

Aunado a lo anterior, tendríamos que destacar el trabajo de Moisés Muñoz, quien dio un gran partido, al igual que Rubens Sambueza, que de veras se dio un festín por todo el terreno de juego.

Durante los primeros 20 minutos, América dominó el encuentro, mientras que Chivas se dedicaba a crear esporádicos contragolpes que terminaban en las manos de Muñoz o por un lado de la portería. Después, el juego comenzó a equilibrarse, pero porque América ya había conseguido dos goles, y Chivas estaba desesperado buscando el arco contrario, sin idea y sin precisión, pero la buscaba.

América golea a las Chivas (0-4) en el Clásico del futbol mexicano del torneo Clausura 2014 | Ximinia
Y eso que América vive un retroceso futbolístico.

Para la segunda parte, Chivas seguía perdido, y América simplemente se dedicaba a buscar más goles en base al desastre de equipo que tenían enfrente.

Al final, cuatro goles reflejaron perfectamente lo que fue el partido: unas Chivas que no juegan a nada, y un América que haciendo muy pero muy poco, conguieron mucho. Es decir, el 70% del triunfo americanista es gracias a las Chivas, el 30% es mérito del América. Las Águilas no le ganaron a nadie, pues un equipo que juega sin defensa y que te regala desiertos en todos los sectores de la cancha, es normal que sea goleado.

Cuando América tenía la pelota, podía hacer lo quería, acercarse sin que nadie le llegara y sin que nadie hiciera nada. Y por si fuera poco, Chivas juega sin portero; es obvio que Jorge Rodríguez no tiene el nivel para la Primera División, o por lo menos para un equipo como Chivas, y la culpa la tiene la directiva, quien dejó ir a Michel pero sin pensar en buscar un portero capaz y con nivel --y ni hablar de la forma en que Chivas se ha estado "reforzando"--.

Esos golazos, esas grandes jugadas por parte del América se deben, en gran parte, a la crisis en la que Chivas todavía vive sumergida, no ha salido de ella, y en este partido el equipo tapatío dejó en claro que los problemas son muy serios.

Para analizar el triunfo americanista, hay que tomar muy en cuenta el tristísimo momento que viven las Chivas. No podemos decir que América ha regresado a la senda del triunfo o que sigue manteniendo el mismo nivel que el torneo anterior, porque no es así; América ganó el Clásico porque Chivas se cayó a pedazos desde el primer minuto. Sin defensas, sin delanteros, sin medio campo; sin un equipo... Pues así cualquiera los golea.

Ahora el próxixmo rival de América es Cruz Azul, quien ha comenzado a caer en la misma inconsistencia de siempre, y no duden de otro triunfo americanista, no de la misma manera que en el Clásico, pero posiblemente mostrando mejores cosas que La Máquina, pero no porque América haya depertado, sino por el rival, pues en esto se basa el nivel del futbol mexicano, en las carencias del rival y no tanto por un futbol propio.

Por otro lado, el próximo rival de las Chivas siguen siendo ellos mismos. Mientras el equipo no comience a reforzarse de verdad, a contratar gente capaz, en la cancha y en las oficinas, y mientras su dueño continúe apostando y no comience a analizar seriamente la situación, todo apunta a que Chivas termine en Segunda División.



Foto | Mexsport


El Clásico más fácil de ganar El Clásico más fácil de ganar Reviewed by Pepe Pilato on 20:19 Rating: 5

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Cada mensaje que nos llega de ustedes, cada mensaje que se publica en Ximinia, lo leemos y (en el 99% de los casos) lo respondemos. Por favor, sigan escribiendo, solo pedimos buen criterio. Aquí hay lugar para casi todo: réplicas y contrarréplicas, críticas y datos duros, sugerencias de lecturas, humor, muestras de inconformidad y de indignación y, por supuesto, bromas. Solo pedimos civilidad y respeto .

Para insertar una imagen en el comentario, utilice el código [img]URL de la imagen[/img]

Con tecnología de Blogger.